Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

¿Eres de los que piensa que en Galicia sólo se bebe albariño? ¿Confundes la variedad de uva con la denominación de origen? ¡No te preocupes! Lo importante del vino es saber disfrutarlo.

Y para que lo hagas como se merece, te contamos que en la región existen cinco D.O. con su correspondiente diversidad frutal: Rías Baixas, con predominancia de blancos realizados en su mayoría con 100% uva albariño y en ocasiones mezclándose con treixadura, loureira y caiño blanco, uvas autóctonas; Ribeira Sacra, donde el tinto elaborado con mencía es el rey; Ribeiro, el vino más diverso, tintos y blancos con sousón, brancellao o caiño y treixadura, loureira o godello, respectivamente, y con una variedad de vino dulce, denominado tostado; Valdeorras producido mayormente con mencía los tintos y con godello los blancos; y por último, la más joven de las denominaciones,  Monterrei, constituida en 1996, confecciona unos blancos muy especiales, de tono amarillo brillante, con godello, treixadura y dona branca.

Cada una de ellas tiene su ruta de enoturismo, con su gastronomía, cultura y actividades deportivas propias. Y sus caldos tienen un marcado carácter propio, como lo tienen sus bodegas. Muchas de ellas de tradición familiar y asentadas en espacios singulares, son perfectas para visitar, catar y hasta para quedarse a dormir. ¡Atento a nuestra selección!

 

Gil Armada, Cambados, Pontevedra – D.O. Rías Baixas

Gil Armada

Como no podía ser de otro modo, en la capital del albariño nació la primera bodega en comercializar a través de procedimientos modernos sus caldos. Y esta era la bodega Gil Armada, con sede en el céntrico Pazo de Fefiñáns. En este otro post ya os hemos hablado de la calidad de sus vinos, la historia del mobiliario de época que todavía conserva (y puede visitarse) y su bosque de árboles centenarios. Lo que no os hemos contado es que cuando llega el buen tiempo montan una terraza en la que podrás degustar sus albariños y licores en horario nocturno.

 

Pazo de galegos, Vedra,  A Coruña –  D.O. Rías Baixas

PazodeGalegosFachada

En los confines del río Ulla, a una escasa media hora de Santiago de Compostela, se encuentra este precioso pazo, con sus palmeras indianas, sus cuatro hectáreas de vida y unas vistas privilegiadas de la campiña colindante. Construido a principios del XIX fue hogar de Don Antonio López Ferreiro, descubridor del sarcófago de Santiago Apostol. Después de probar su albariño natural y pasear entre sus camelias, puedes relajarte en alguna de sus nueve habitaciones, todas diferentes. A nosotros nos gusta mucho, “Godello,” decorada con antigüedades gallegas y con los ventanales mirando a la bodega.

 

Fazenda Pradío, A Peroxa, Ourense – D.O Ribeira Sacra

Fazenda Pradío

La familia Pradío lidera desde hace generaciones este complejo enorural a orillas del Miño ourensán. Catar mencías, de elaboración natural y algunos con maceración carbónica; probar las más deliciosas viandas de vacuno y cerdo celta, y desconectar del mundo son tres buenas actividades que praticar en esta adega.

 

Casal del Armán, Rivadavia, Ourense – D.O. Ribeiro

Casal de Armáns

Presidiendo el valle del Ribeiro de Avia se encuentra esta bodega familiar. La experiencia que ofrece este lugar va mucho más allá de probar su delicioso ribeiro, blanco y también tinto: puedes hacer noche en la coqueta casa familiar que data del siglo XVIII; practicar deportes náuticos en el cercano embalse de Castrelo do Miño; y reponer fuerzas con los pescados de la ría de Vigo y los selectos productos de matanza de la zona que se sirven en su restaurante.

 

Adega Avelina, Córgomo, Ourense – D.O. Valdeorras

Adega Avelina

¡Escápate a O Barco de Valdeorras! Si no conoces la zona y no estas familiarizado con sus vinos, Adega Avelina es un buen lugar para comenzar. Una historia de viñedos de hace un siglo en manos de una familia que ha logrado transformar un negocio tradicional en el más puntero enoturismo. Finos mencía y un godello, el Gorbí, muy ligero están entre nuestros favoritos de sus apuestas.

 

Bodega Crego e Monaguillo, La Salgueira, Ourense – D.O. Monterrei

Cerramos con la más desconocida y no por ello menos importante de las denominaciones de origen galaicas, que el año pasado cumplió su décimo aniversario. Aunque las puertas de este negocio familiar que no ha dejado de innovar,  llevan abiertas cincuenta años abiertas. Sólo por probar su blanco Morava, un vino elaborado exclusivamente con la uva autóctona treixadura merecería la pena la visita.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Amante de las series de policías y la crónica negra en general. Gallega convencida. Me encantan las nécoras y las aceitunas. Y viajar. Si veis demasiadas tildes, es que a veces la RAE y yo discrepamos.

Artículos relacionados

Súmate a la conversación