América

El humo envuelve la escalinata de la iglesia de Santo Tomás. La parte baja está casi completamente ocupada por vendedoras de flores. Visten sus trajes tradicionales, tejidos por ellas mismas en sus telares de cintura. Sus complejos diseños. Seguir leyendo