Alemania

La mayor parte de los edificios del mundo parecen haberse resignado a vestir colores neutros en sus fachadas. Gris, marrón, blanco, otra vez gris...convirtiendo el paisaje urbano en algo tan monótono y aburrido como sus propias paredes. Pero de. Seguir leyendo