Si quieres dormir en un ataúd o tal vez en una habitación pensada para contemplar las estrellas; si prefieres sentirte como un hobbit o pasar la noche en la copa de un árbol; si buscas un hotel tan exclusivo que sólo tiene una suite o convertir tu descanso en una obra maestra durmiendo en una galería de arte; tienes que visitar Hoteles Originales.