Dicen que lo más importante de un viaje no es llegar al destino sino el viaje en sí mismo. Pero si se padece. Seguir leyendo