Barro Colorado, la selva más estudiada del mundo

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Barro Colorado, la selva más estudiada del mundo 2

En el lago Gatún, en el Canal de Panamá, hay una isla selvática que hace muchos años sirve como laboratorio de investigación. Se llama Barro Colorado y, junto a cinco penínsulas vecinas, forma el Monumento Natural del mismo nombre.

En sus 54 kilómetros cuadrados viven más de 120 especies de mamíferos -casi la mitad, murciélagos-, 366 de aves, 90 de reptiles y anfibios, miles de insectos y 1.368 de plantas.

Sin embargo, la isla no tiene un origen natural. Se formó durante la construcción del canal, cuando el Río Chagres fue represado para formar el lago Gatún. Entonces, las aguas se elevaron y las cimas de las montañas se convirtieron en islas.

El Smithsonian Tropical Research Institute llegó para estudiar el impacto de la construcción del canal en 1910. Años más tarde, en 1946, empezó a actuar como administrador de la reserva natural y con la devolución del canal a Panamá, se acordó que siguiera investigando hasta 2019.

Gracias a ello, Barro Colorado se convirtió en la selva más estudiada de la Tierra, en la meca para los estudiosos de los trópicos. En más de 80 años en Barro Colorado se ha estudiado de todo: ¿cómo sobreviven las semillas y plántulas a la depredación de animales?, ¿cómo se regenera el bosque después de que un árbol grande del dosel se cae y deja un claro de bosque? o ¿cómo soporta las condiciones tropicales la película Kodak?

Además de los científicos, muy poca gente ha pisado Barro Colorado. Sin embargo el Smithsonian Tropical Research Institute ofrece visitas guiadas -para solo diez personas, los días de diario y veinte, en fines de semana-, que incluyen el transporte en lancha, un tour guiado y el almuerzo. La estrella de la visita es una caminata de dos kilómetros por la selva, que suele llevar entre dos horas y media y tres horas, y en la que el guía explica a los visitantes las las distintas interacciones que tienen lugar en el bosque.

Foto: Patrick Gijsbers/GNU.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Artículos relacionados

Súmate a la conversación