Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Viajar por el mundo no es lo mismo que jugar al Monopoly. Si tu destino es un país donde no se emplean euros, deberás pagar con la divisa local. Tu principal quebradero de cabeza cada vez que vuelas no es hacer la maleta, sino afrontar el obligatorio cambio de moneda. A continuación, repasaremos algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta operación que tantas inquietudes nos provoca.

cambio de moneda¿Cambiar antes del viaje o en el destino?

No llevar moneda de casa genera nerviosismo, además de requerir una inversión de tiempo extra en el lugar en el que aterrices. Evita las comisiones, a veces abusivas, de ciertos aeropuertos. Desterrada esta última opción, ¿qué es más aconsejable, cambiar de moneda antes de partir en tu propio banco o en casas oficiales en el lugar de destino?

como pagar en el extranjero

Por inercia, tendemos a recurrir a nuestra entidad habitual; pero aquí también te aplican tasas, además de su propio baremo. Por su parte, en las casas de cambios te ofrecen un canje casi idéntico al real, con lo que, en este sentido, te interesará más. Eso sí, después te añadirán algún sobrecoste. Ante este panorama, la alternativa más económica sigue siendo el empleo de la tarjeta de crédito en los comercios.

¿Mejor en el hotel, en el aeropuerto o en las casas oficiales?

¿Lo has dejado todo para el final y te encuentras ya en el extranjero sin moneda local? Ya sabes que el aeropuerto no es una buena elección. ¿Y en la recepción del hotel? Únicamente apuesta por ello en situaciones de gran necesidad; la comisión suele resultar elevada. Lo ideal es que tu alojamiento disponga de cajero automático. Aunque tu banco te aplique un extra, te saldrá a cuenta. Y es mucho más cómodo que acudir a una casa oficial e incluso que a los bancos.

En este último caso, tienes limitaciones de horarios o de idioma, por no hablar del esfuerzo que puede suponerte encontrar una oficina. Si encima para llegar tienes que coger un taxi o el metro… ¡Suma y sigue!

cambiar de moneda en el hotel

¿Cuánta moneda extranjera necesitarás?

Llevarte más de lo necesario no te servirá para ahorrar. Has de calcular el presupuesto aproximado. Para determinar el efectivo, debes prestar atención a cuestiones como, por ejemplo, si te trasladas solo o en familia. Asimismo, deberás tener en cuenta lo extendido que esté el empleo de la tarjeta en tu destino y, especialmente, la duración de tu aventura.

presupuesto para viaje

Las dos estrategias

¿Tu estancia será corta? En ese caso, cambia por adelantado toda la cantidad calculada. Si es prolongada, lo ideal es hacerlo solamente con una parte (por seguridad, lógicamente). Para el dinero restante, emplea otras opciones válidas en el destino.

dinero para viajar

¿Qué pasa si me sobra dinero a la vuelta?

¿Quieres guardar de recuerdo una libra egipcia o un peso de México a tu regreso? Perfecto. También es una buena opción si vas a volver próximamente a estos países. De ese modo te ahorras el proceso inverso. Infórmate con antelación en tu banco o en las casas de cambio, pues suelen ofrecer garantías de recompra. Es decir, adquieren el dinero que te sobró aplicando la misma tarifa que estaba en vigor en el momento de recibirlo. Aun así, debes tener en cuenta que hay un límite. ¡Así que vigila la cantidad que te llevas de entrada!

cambio de moneda en los viajes

Una vez resueltas tus dudas sobre el cambio de moneda, es hora de destinar tiempo a otras cuestiones más atractivas. ¿Qué tal si empiezas a organizar una ruta original por el país en cuestión? Y no olvides reservar un hotel en una zona de ensueño. Regresarás con la maleta repleta de experiencias y la cartera libre de tasas innecesarias.

cajero automatico

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación