¿Hace una visita a Chipre de la mano de la Unesco? Nos esperan 3 Patrimonios de la Humanidad

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Bandera de ChipreDel estado de Chipre no se saben demasiadas cosas, pero es conocido sobre todo porque está separado en dos zonas de influencia muy diferenciadas: al este se encuentran los turcos; al oeste, los griegos, que son la población mayoritaria de la isla. La pregunta que hacía el Trivial sobre este país era algo así como cuál era la única capital del mundo que se encontraba aún dividida por un muro. La respuesta era Nicosia, la capital de Chipre, donde la comunidad griega y la comunidad turca, que se llevan como el perro y el gato, permanecían enfrentadas desde la independencia del país, en el año 1959. En 2007, la comunidad griega allanó el camino hacia la reconciliación al iniciarse las obras de demolición de la llamada «Línea Verde».

A grandes rasgos, era esto lo que el común de los mortales sabía de Chipre, si descontamos el hecho de que su selección de fútbol es candidata permanente a encajar unas goleadas de las que baten records. Pero hoy pretendemos difundir la faceta más cultural de los chipriotas proponiendo una visita a sus lugares Patrimonio de la Humanidad: la milenaria ciudad de Pafos, el asentamiento neolítico de Choirokoitia y las iglesias pintadas de la región de Troodos, de la época bizantina. Las razones que esgrime la Unesco para declararlas patrimonio son que «muestran un importante intercambio de valores humanos», que «representan un único o destacado testimonio de una tradición cultural» y que «constituyen un excelente ejemplo de los poblamientos humanos tradicionales». En el caso de Pafos, la institución añade que está «directa y notoriamente asociada con sucesos históricos o tradiciones vivas, con ideas, o con creencias, con trabajos artísticos y literarios de una excepcional significación para el hombre»*. Veamos uno por uno.

Pafos

Hunde sus raíces históricas en los mitos: se cuenta que la diosa Afrodita nació allí, concretamente en la playa de guijarros de Petra tou Romiou. La ciudad se sitúa en la costa occidental de Chipre y se dice de ella que es como un museo al aire libre. Especialmente importantes son los mosaicos de Nea Pafos, extraordinariamente bellos y bien conservados. También son muy interesantes los mosaicos cercanos a la Roca de Afrodita, como los de Dionisos y Orfeo, y también la villa de Teseo. La mayoría de estos mosaicos representan escenas de la mitología griega, por lo que no está de más refrescar la memoria sobre el particular a fin de visualizarlos con una mayor significación. Otro de los conjuntos más visitados es el de las Tumbas de los Reyes (del siglo IV) y el del antiguo anfiteatro romano. Posteriores en el tiempo son el monasterio de Chrysorrogiatissa (del siglo XII) y el monasterio de San Neófito, famoso por sus frescos bizantinos. Una fortaleza defiende el puerto de Pafos: fue erigida primero por los bizantinos, reconstruida luego por los reyes cristianos de Jerusalén en el siglo XIII, desmantelada más tarde por los venecianos y, finalmente, construida de nuevo por los turcos otomanos en el siglo XVI. Cabe añadir que en los alrededores de Pafos existen los tradicionales pueblos mediterráneos que han conservado todo el sabor y que ocultan pequeños tesoros en forma de iglesias, conventos y monasterios.

Tumbas de los Reyes. Foto de Mika Hiironniemi - Flickr

Tumbas de los Reyes. Foto de Mika Hiironniemi - Flickr.

Mosaico romano de Pafos. Foto de Mrs Logic - Flickr

Mosaico romano de Pafos. Foto de Mrs Logic - Flickr.

Choirokoitia

Sobre Choirokoitia se sabe que fue un asentamiento del neolítico entre los más importantes del Mediterráneo oriental. Datado entre el VII y el IV milenio a.C., la Unesco lo incluyó en su lista porque se conserva extraordinariamente bien y porque ha arrojado abundante luz a los investigadores que se ocupan de este periodo de la historia del ser humano. Chipre, por aquel entonces, jugó un papel trascendental en la transmisión cultural de Este a Oeste, siguiendo la dirección de las grandes migraciones prehistóricas que protagonizó el ser humano. Pero lo que no se puede negar es la emoción que embarga a uno cuando camina entre estos restos y descubre que seres como nosotros hacían su vida en este pequeño recinto de apenas hectárea y media de superficie, hace 9.000 años.

Asentamiento de Choirokoitia. Foto de www.willgoto.com

Asentamiento de Choirokoitia. Foto de www.willgoto.com.

Choirokoitia. Foto de http://edmonsa.blogspot.com

Choirokoitia. Foto de http://edmonsa.blogspot.com.

Iglesias pintadas de Troodos

El último de los patrimonios de la humanidad de Chipre, las iglesias de Troodos, se encuentra disperso sobre un conjunto montañoso que se extiende por el centro-oeste de la isla. La Unesco incluye 10 iglesias bizantinas en su conjunto de Troodos: Stavros tou Ayiasmati, Panagia tou Araka, Timiou Stavrou en Pelendri, Agios Nikolaos en Kakopetria –que albega pinturas de cada centuria, desde el siglo XI al XVI–, Panagia Podithou, Assinou, Agios loannis, Lampadistis, Panayia tou Moutoula y Arcángel Miguel en Pedhoulas; aparte, merece la pena el monasterio de Kalopanayotis. Como dato curioso, añadimos que la cordillera de Troodos tiene un monte Olimpo, pero no se debe confundir con el auténtico, que está en Grecia –los griegos colonizaron muy pronto la isla de Chipre y este fenómeno de replicación de nombres se asemeja al que tuvo lugar en América durante la colonización española, cuando los europeos calcaban los nombres de lugares y cosas de la Madre Patria–.

Agios Nikolaos. Foto de John S Y Lee - Flickr

Agios Nikolaos. Foto de John S Y Lee - Flickr.

Pantocrátor en Asinou. Foto de Wikipedia

Pantocrátor en Asinou. Foto tomada de Wikipedia.

Como apunte final, indicamos que la playas de los alrededores de Pafos son excelentes y que tanto Pafos como Nicosia tienen aeropuertos internacionales (Pafos y Ercan, respectivamente). Para aprovechar completamente la visita a Chipre, es recomendable pasar unos días en Nicosia, donde se conservan edificios y lugares muy peculiares y hermosos –por ejemplo, la iglesia de Faneromeni. Si queréis saber un poco más, podéis visitar la página oficial de la Unesco sobre el Patrimonio de la Humanidad de Chipre y la página oficial de la Organización de Turismo de Chipre.

Bandera de Chipre tomada de http://izurumetik.blogspot.com/. Los entrecomillados son traducción libre del inglés.
Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación