Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

¿Dejaste el deporte a un lado este verano? Si descuidaste tu forma durante el periodo estival, debes ir volviendo a la rutina y pensando en recuperarla. Salir de los excesos y del sedentarismo no resulta tan complicado como parece. Tan solo debes seguir unos sencillos tips para volver a entrenar tras las vacaciones. Únicamente depende de ti, así que, cuanto antes ¡empieces mejor!

Como imaginas, cuidar la alimentación resulta fundamental en este proceso. Evitar esas grasas y los azúcares que ingeriste los meses pasados debe ser tarea obligada en este periodo de transición. De lo contrario, te sentirás más pesado y te costará mucho más abandonar la pereza para ejercitarte. ¿Ya eres consciente de la importancia de mantener una dieta equilibrada para lograr el objetivo que pretendemos? Entonces, toma nota de estas otras recomendaciones… ¡y no olvides hidratarte debidamente!

consejos-deporte-comida

1. Comienza poco a poco

No busques regresar a tu estado anterior a las vacaciones el primer día. Forzarte solo servirá para lesionarte. También puede ocurrir que, al ver que no eres capaz de conseguirlo, la desilusión te invada y abandones el plan. Así que, mídete; comprueba hasta dónde eres capaz de llegar y ve aumentando la intensidad según te diga el cuerpo. ¿Eres corredor? Sal menos tiempo de lo que acostumbras durante los primeros días y ve más despacio. ¿Solías ejercitarte en el gimnasio? Reduce tu número de sesiones semanales y su duración. ¿Qué tal tres clases de 45 minutos a la semana? Con eso bastará para empezar.

En definitiva, fíjate metas realistas. Y, por cierto, puede que los primeros días las agujetas hagan acto de presencia en tus muslos y en tus gemelos, incluso aunque realices estiramientos previos. ¿Un truco para sortearlas? En la ducha postentrenamiento, intercala los chorros de agua fría y caliente en esas zonas. En caso de no desaparecer del todo, al menos no parecerán tan intensas.

consejos-deporte-progresion-escaleras

2. Retoma tus antiguos hábitos de entrenamiento

Implanta los horarios que acostumbrabas; así te resultará más sencillo recuperar tu rutina de ejercicios. Si practicabas deporte por las mañanas y ahora trasladas esa actividad a las noches, te sentirás algo descolocado al inicio. En caso de verte obligado a ello por tu trabajo u otras razones, no temas; con un poco más de tesón, lo conseguirás.

Asimismo, debes retomar esos pequeños detalles que te animaban a no arrojar la toalla. Por ejemplo, colocar la ropa de entrenamiento en tu silla o preparar la bolsa para acudir al gimnasio la noche antes de la sesión. O quizás, idear una lista exclusiva de canciones para cada salida en bicicleta.

consejos-deporte-ropa

3. Motívate con amigos o familiares

Lo ideal es que tu solo consigas crear el hábito de nuevo para no depender de nadie, pero si eres de los que les cuesta encontrar la motivación necesaria para reanudar la actividad, convence a esa persona que pretende lo mismo que tú, es decir, ponerse en forma de nuevo, e id juntos a andar, a jugar al tenis, a correr o también podéis hacer otro tipo de planes como emprender una ruta por el monte en busca de setas o hacer un viaje donde el deporte sea el protagonista como por ejemplo ir a hacer ski. Y es que cumplir objetivos en compañía es siempre más ameno y placentero. Eligiendo una actividad que os guste a ambos, tendrás la sensación de estar divirtiéndote, más que de estar haciendo deporte.

Y así, paso a paso y sin apenas darte cuenta, estarás listo para pasar a la siguiente fase: ponerte metas más ambiciosas (más jornadas de entrenamiento, mayor intensidad, la inclusión de otra disciplina deportiva en tu plan de ejercicios…).

consejos-teletrabajo-amigos1

4. Alíate con las aplicaciones para entrenar

Tu móvil, ese dispositivo que llevas encima todo el tiempo, también puede serte útil en este proceso. Si tu actividad habitual para ponerte en forma consistía en caminar, descárgate alguna app que cuente tus pasos. Llevarás la cuenta de los kilómetros que completas en una jornada, así como las calorías que quemas y el tiempo que empleas. Camina un poco más cada día y, al final de la semana, comprueba tus números. Las estadísticas no fallan: sabrás cuánto has progresado y podrás sacar conclusiones: ¿Voy por buen camino o tengo que esmerarme un poco más? Por supuesto, puedes probar el mismo método si eres runner.

Las aplicaciones fitness se han convertido en un instrumento fundamental para recuperar la forma. Recuerda que existen opciones para cada nivel, así que no te preocupes si eres un deportista amateur. Cualquiera de las numerosas apps que existen en la actualidad adaptará el plan de entrenamiento a tu caso. Además, estas soluciones te ofrecen pequeñas guías de entrenamiento o consejos sobre qué comer para sacarle más rendimiento al proceso.

consejos-deporte-app-movil

Como ves, seguir una dieta saludable no resulta suficiente para retomar la forma tras los excesos de las vacaciones. Además, debes aplicar estos consejos para regresar a la práctica deportiva progresivamente.

¡No desesperes! Al principio, cuesta un poco, pero con el paso de los días todo irá sobre ruedas, te sentirás motivado, mejor contigo mismo y regresarás al estado inicial. ¡Adelante!

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación