Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

¿Quién dijo que viajar por Europa era caro? Descubrir los mejores destinos turísticos del viejo continente con un presupuesto ajustado y con estilo es posible con esta selección de cool hostels que no os podéis perder.

U Hostel (Madrid)

Ubicado en la calle Sagasta de Madrid, este hostel se encuentra en un palacio del siglo XIX. Este es un alojamiento barato pero también moderno, muy limpio, con instalaciones de alta calidad donde poder conocer gente y divertirse.
U Hostel dispone de Wi-Fi, biblioteca y hasta de una sala de cine privada. Todo un lujo del que no disponen muchos hoteles. Los dormitorios se limpian todos los días y tienen taquillas privadas. Las literas han sido hechas a medida y disponen de cómodos colchones y luces de lectura individuales. ¡Estaréis mejor que en casa! El precio de la habitación incluye un desayuno gratuito compuesto por un vaso de zumo o vaso de leche y dos tostadas para poder visitar Madrid con las pilas bien cargadas.
U Hostel Madrid
Foto de wildbindi (CC BY-ND 2.0)

Safestay Hostel (London)

En Southwark, a dos minutos caminando de la estación Elephant & Castle y muy cerca de las principales atracciones turísticas de Londres, hay un edificio de estilo georgiano del siglo XVIII, el Safestay Hostel.
Pero que su fachada señorial no os lleve a engaño. La decoración de este hostel es vibrante, colorida y con un diseño vanguardista al más alto nivel. Tanto que se le conoce como el poshtel. Sus habitaciones cuentan con modernas literas de diseño con luces individuales y cortinas para tener una mayor privacidad.
En Safestay Hostel se puede disfrutar de Wi-fi gratuito en las zonas comunes, sala de ordenadores, salón de billar y hasta de un bonito jardín iluminado, con calefacción y mantas para las frías noches londinenses. Todas las comodidades imaginables en el corazón de Londres.
Safestay Hostel
Foto extraída del sitio www.safestay.co.uk

Plus Berlín (Berlín)

Este hostel se encuentra al lado de Warschauer Strasse, cerca de la estación de S-Bahn y de la East Side Gallery, uno de los tramos que quedan en pie del Muro de Berlín.
Todas las habitaciones cuentan con Wi-fi y baño privado, algo bastante inusual en un hostel.
Plus Berlín ofrece tantas comodidades que es prácticamente un hotel: un enorme restaurante, sauna, jardín y una piscina cubierta de 20 metros de largo que es la instalación estrella del establecimiento ¿Se trata de un hostel con piscina o de una piscina con hostel? Y si decidís volar a la capital alemana para disfrutar de este hostal, no olvidéis que los miércoles por la mañana hay clases gratuitas de yoga para empezar bien el día.
Plus Berlin Hostel
Foto extraída del sitio http://plushostels.com/plusberlin

Lavender Circus Hostel (Budapest)

Si buscáis un lugar exótico y sorprendente que os transporte a horizontes lejanos, este es vuestro hostel.
Su diseño y ambiente son únicos. Todo el local está decorado con un recargado estilo colonial. De cada rincón brotan objetos antiguos de diversos países y cada habitación es diferente, con murales pintados a mano en cada una de sus paredes.
El Lavender Circus está especializado en habitaciones dobles para hacerle al viajero más agradable su estancia. Es raro encontrar un alojamiento de este tipo que ofrezca habitaciones privadas con camas dobles y baño incorporado. ¡Y todo por solo 16 euros la noche!
Lavender Circus Hostel
Foto extraída del sitio www.lavendercircus.com

The Red Boat Mäleren (Estocolmo)

¿Quién no ha soñado alguna vez con hacer un crucero? Este es un albergue con encanto a bordo de dos barcos atracados a orillas del lago Mälaren, en el mismo centro de Estocolmo. Más que habitaciones este hostel dispone de camarotes. Y aunque los espacios comunes no son muy amplios, todo está muy bien organizado y hay espacio suficiente para descansar y tomar el sol en popa. ¡Todos a bordo!
The Red Boat Mäleren Hostel
Foto de Katie (alaskahokie)(CC BY 2.0)

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Comunicadora, creativa, redactora de historias y con 20 países recorridos a mis espaldas….¡y los que me quedan! No importa el destino, porque para viajar solo necesitas ganas de comerte el mundo. Y yo tengo mucha hambre. ¿Te vienes conmigo?

Súmate a la conversación