Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Desde las montañas hasta el mar, España ofrece una rica variedad de paisajes para desafiar y recompensar a quienes buscan unas vacaciones activas. Y además, el clima y la gastronomía que encontraremos por el camino son de los mejores del mundo, para qué nos vamos a engañar. Si tienes ganas de mover el cuerpo tras tanto tiempo sin hacerlo, desde Destinia

ponemos a tu alcance numerosos destinos dentro de nuestras fronteras. Preparados, listos…..¡Vamos allá!

1. Ruta de peregrinación: el mítico Camino de Santiago (País Vasco, Navarra, Cantabria, Asturias y Galicia)

Aquí tienes tu oportunidad de abordar la ruta de peregrinación más célebre del mundo, andando o sobre ruedas (bicicleta) hacia Santiago de Compostela. Véase que ponemos “hacia”  y no “hasta”, porque una de las mejores cosas que tiene el Camino

es que no es necesario recorrer los 800 km de cabo a rabo de una sentada.

Según la disponibilidad de tiempo, dinero o la resistencia física de cada cual, se pueden realizar etapas cortitas de un par de días o tres, varias etapas durante más tiempo o el camino entero. Y esto es así porque, en cualquier caso, todos los lugares por los que el caminante o ciclista cruza son espectaculares: desde más allá de los Pirineos o Roncesvalles, hasta el extremo noroeste de la Península. En el camino, cada segundo y cada lugar cuentan.

Además, aunque todos conocemos el principal (el Camino Francés), ¡no existe un solo camino para llegar a Santiago! Si te van más la costa y las vistas oceánicas, o los caminos más salvajes y escarpados, lo tuyo es el Camino del Norte desde Irún, que cruza toda la cornisa norte zigzagueando entre la costa y el interior más próximo.

Montañas, acantilados, flysch, valles, campos, bosques, playas, rías y ríos. Esta es una verdadera peregrinación en todos los sentidos, y sentirás una auténtica sensación de logro cuando te vayas superando etapa tras etapa.

Camino de Santiago

2. Parques Naturales de Doñana y Andújar, Andalucía

Adéntrate en los rincones salvajes de Andalucía, donde podrás ver al felino en peligro de extinción más crítico del planeta: el lince ibérico. Caminar por estos enormes parques, vislumbrando su variada fauna autóctona y bordeando sus matorrales con olor a manzanilla, es una experiencia maravillosa para sentirse uno con la naturaleza. Con base en las aldeas locales, aprenderás sobre los esfuerzos de conservación locales y muchas cosas más.

Doñana

3. Picos de Europa y Ribadesella, Asturias

Descubre el secreto mejor guardado de España: la cordillera de los Picos de Europa, en unas vacaciones verdaderamente activas. 

Esta Reserva de la Biosfera extraordinaria e imponente, situada en Asturias, es un lugar mágico de paisajes panorámicos y pueblos de montaña remotos. Podrás ver lagos, glaciares, densos bosques y profundos desfiladeros mientras exploras algunos de los senderos menos transitados de Europa. ¿Lo imaginas?

Y por supuesto, prepárate para hacer un sinfín de actividades a tu gusto, tales como senderismo, espeleología, barranquismo, escalada, rafting, rutas a caballo o bajada en canoa por el Sella, hasta su desembocadura en el mar. ¿Te imaginas rematar tus vacaciones descansando en la preciosa Ribadesella? No puedes perderte este maridaje de turismo y aventura, porque es sencillamente imposible no sentirse increíblemente vivo de un modo u otro.

Picos de Europa

4. La Sierra de Aitana, Alicante

Una perla oculta de gran belleza que muchos no conocen en el sur de Valencia. Esta zona montañosa alicantina ofrece una gran variedad de actividades dentro del ecoturismo o turismo responsable.

Aquí encontrarás trekking, senderismo y muchas opciones más dependiendo de la temporada. Pero una de las actividades estrella es el descenso desde “la Serra” hasta la brillante costa mediterránea, en una caminata de nivel moderado. Desde los paisajes lunares de la montaña hasta los humedales costeros cerca de Ría Segura, experimentarás grandes paisajes, y una amplia variedad de flora y fauna.

Sierra de Aitana

5. Parque nacional de Monfragüe, Extremadura

Para los amantes de las aves o de la ornitología, este es un lugar casi de peregrinaje. Y es que en este desierto extremeño habitan algunas de las especies avícolas más amenazadas de Europa.

Las llanuras onduladas de las “estepas españolas” albergan la población más grande existente en Europa de la avutarda común. Los bosques de robles cobijan una franja de especies escasas, como la urraca de alas azules y la cometa de hombros negros.

Además, este es el mejor sitio de observación de aves rapaces durante todo el año en toda Europa. Y en toda la zona, en sus pintorescos pueblos y extensos paisajes parecidos a sabanas africanas, puedes encontrar nidos de cigüeñas blancas por todas partes. Si te gustan las aves o los animales en general, además de la actividad física que implica el buscarlas y encontrarlas, este es un plan impecable.

Monfragüe

Como ves, estos son solo algunos de los ilimitados planes que nuestra geografía nos ofrece para disfrutar de unas vacaciones activas, en contacto con la naturaleza y siempre original. Ya no hay excusas para no diseñar nuestras próximas vacaciones inolvidables llenas de adrenalina y diversión.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación