Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

El castillo de Drácula cambia de dueño 2

El castillo de Drácula es uno de los mayores atractivos turísticos de Rumanía. La leyenda dice que en él vivió Vlad Tepes, el empalador, Príncipe de Valaquia en el que se inspiró el escritor irlandés Bram Stoker para crear a su siniestro Drácula.

Los expertos no parecen creer que Vlad vivera nunca en el Castillo de Bran, que es su verdadero nombre, pero a nadie parece importarle. Del mismo modo que a nadie importa que el príncipe Vlad y el conde Drácula poco se parecieran. Al fin de cuentas lo que todo el mundo conoce es el personaje de Bram Stoker.

En el Castillo de Bran no sólo vive la leyenda, sino la historia. Fue construido cerca de Braşov en Transilvania, por caballeros de la Orden Teutónica en el año 1212, aproximadamente, y alrededor de sus muros se libraron batallas y dentro de ellos vivió la familia real.

En 1948, el régimen comunista incautó el Castillo de Bran. Ahora, el próximo primero de junio, el castillo de Drácula volverá oficialmente a la antigua familia de real, cuando en una ceremonia oficial sea entregado al Archiduque Dominic de Habsburgo, hijo de la princesa Ileana de Rumania.

Foto: Aleksander Dragnes/Creative Commons.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Artículos relacionados

Dónde viajar después del fin del estado de alarma, con el coronavirus aún presente, es una de las grandes dudas del momento. Es fundamental que conozcas las restricciones que tendrá cada uno de tus posibles destinos turísticos en cuanto a pruebas PCR, o si habrá necesidad de hacer cuarentena.

Comentarios

  • marcus diciembre 28, 2009 at 12:45 am

    esta historia es una leyenda minelaria que comenso hace sientos de a

  • marcus diciembre 28, 2009 at 12:47 am

    se me olvidaba ese castillo es impresionate de verdad lastima que su huesped ya no este lastimosa mente