Empezar la primavera en A Coruña… ¿Por qué no?

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram
445px-A_coruna_torre_de_hercules_sunset_edit

Torre de Hércules. Fotografía de Alessio Damato, W. Commons.

No quedan muchos días para que llegue el puente de San José, momento que anuncia la llegada de la primavera con el llamado «equinoccio de primavera», y aunque el tiempo se va echando encima las opciones son siempre abundantes. El otro día, una colaboradora nos decía con resignación: «¡No he podido reservar mi viaje a Egipto! ¿Qué hago ahora? Con la ilusión que me hacía…» Charlando y charlando, acabamos preguntándole qué le parecería empezar la primavera en Galicia, por ejemplo en La Coruña, que es una ciudad preciosa. «¿En A Coruña…? ¿Por qué no? Oye, pues puede ser una idea para el día del Padre, ¿no te parece?» Qué le iba a decir yo, que trabajo en una agencia de viajes…

Las opciones más domésticas no suelen tener mucha difusión, pero nunca están mal, porque España es tan grande y variada que las posibilidades de conocer otros sitios, otras formas, otras tradiciones se multiplican sin darse uno cuenta. Así es la opción de Galicia y la opción de A Coruña, en la mágica Costa da Morte, entre unos paisajes verdes que nunca se han podido quitar ese aire entre irlandés y de fiordo noruego que tanto desconectan de la rutina a los que se adentran en sus tierras y se asoman a sus costas. Así es Galicia, y con lo contenidos que están los precios de los hoteles en A Coruña, hay una razón de más para viajar hasta esta capital atlántica, en la que se encuentra el faro romano más antiguo del mundo aún en funcionamiento: la esbelta Torre de Hércules, que desde 2009 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco…

La intersección entre Historia y Modernidad…

A Coruña reúne, por un lado, ese ingrediente histórico que siempre se agradece en los viajes y, por otro lado, un conjunto de opciones de ocio nocturno propias de la vida moderna. El primero de estos ingredientes se plasma en el casco antiguo de la ciudad, donde se mezclan preciosas iglesias como la de Santiago (siglos XII y XIII) o la colegiata de Santa María del Campo con antiguos conventos como el convento de Santo Domingo o el de Santa Bárbara, así como palacios como el del Marqués de San Martiño o el pazo Cornide, un bonito ejemplo de la vivienda típica gallega. La plaza de Azcárraga y la plaza de María Pita, donde se encuentra el Ayuntamiento y el Museo de Relojes, son otros dos lugares de obligada visita.

800px-Ayuntamiento_de_A_Coruna

El Ayuntamiento de A Coruña, en la plaza de María Pita. Foto de Carlos Fernández San Millán (Flickr), Wikimedia Commons.

266px-Colexiata

La colegiata de Santa María del Campo es de un depurado estilo románico que sorprende por sus detalles. Foto de W. Commons.

800px-San_anton_castle_view

Vista de la Bahía desde el castillo de San Antón. Foto de Alessio Damato, Wikimedia Commons.

Castillo_de_San_Antón_1

San Antón resistió el ataque inglés dirigido por Drake en 1589. Foto de Javier (Flickr), W. Commons.

El Paseo Marítimo y los alrededores son de un encanto especial. En la zona de La Marina, muy cerca del centro histórico descrito, se pueden contemplar las antiguas casas de pescadores —las famosas «galerías»— que miran al mar como devolviéndole la melancolía de sus desgracias. Subiendo por la avenida de La Marina hacia el Paseo Marítimo se llega hasta el castillo de San Antón, que alberga el Museo Arqueológico e Histórico de La Coruña; bajando la avenida de La Marina, en sentido contrario al Paseo Marítimo, se llega al mercado de la plaza de Lugo, donde al alba se despachan los manjares de la tierra y del mar gallegos. No muy lejos quedan el Museo de Arte Sacro y la antigua casa de una de las mejores escritoras de la literatura española: Emilia Pardo Bazán.

La_Coruña_2003_07_04

Típica Galería de pescadores de A Coruña. Foto de W. Commons.

800px-Escaneopaseo

El paseo Marítimo de La Coruña. Foto de ItCor, W. Commons.

800px-Azcarraga_09015TM

La céntrica plaza de Azcárraga y sus jardines. Foto de FirkinCat, Wikimedia Commons.

A_Coruña_desde_San_Pedro_Parque_Bens

El parque de Bens y sus preciosas vistas del Atlántico. Foto de vorjales (Flickr), Wikimedia Commons.

Pero A Coruña ofrece más ideas de ocio además de disfrutar de su precioso casco antiguo. El Aquarium Finisterrae, una ventana hacia la rica fauna del océano, es uno de los acuarios más interesantes de España por la variedad de fauna que allí vive. Otra opción relacionada con la naturaleza , el Planetario, nos permitirá soñar un rato con las estrellas sumergidos en la negrura del cosmos. Menos culturales, pero igual de bonitos, el monte de San Pedro y el parque de Bens ofrecen al viajero una embriagadora perspectiva de los admirables atardeceres de A Coruña frente al infinito del océano… Las opciones relacionadas con la naturaleza no terminan ahí, pues se puede disfrutar directamente de la brisa del Atlántico mientras recorremos los dos km de playas de La Coruña, como la famosa playa de Riazor y la playa de Orzán.

800px-Ensenadaorzan

Ensenada de la playa de Orzán. Foto de ItCor, Wikimedia Commons.

800px-Queimada_fuego

El conjuro que se entona mientras se preparan las queimadas espanta a las meigas: «¡Mouchos, coruxas, sapos e bruxas!» Foto de Alain Crespo, W.C.

800px-Praia_de_Riazor.A_Coruña_Galicia

Algún valiente se mete al agua de Riazor en marzo… Pero hay que extremar las precauciones. Foto de Roberto Abizanda, Wikimedia Commons.

Y si las meigas —que haberlas, haylas, dicen— no nos hacen la jugarreta de sentirnos tan cansados como para volvernos al hotel después del intenso día, podremos disfrutar del ocio nocturno que se oferta en La Coruña: ir de tapas por las calles Olmos, Estrella o Galera, o compartir con un ambiente más juvenil los cafés y pubs de las calles de Juan Canalejo y de Panaderas. Claro que, si estamos cansados de la caminata del día, antes de batirnos en retirada, la mejor manera de espantar a las meigas es una buena queimada

Este es un pequeño esbozo de las posibilidades turísticas de A Coruña. El Ayuntamiento ha creado una serie de rutas que hacen hincapié en los distintos aspectos turísticos de la ciudad, como la ruta «ciudad vieja», la ruta «Picasso», la ruta «modernista», la ruta «Torre de Hércules», las «rutas de tapeo» y hasta las «rutas del Camino Inglés», que conducían a los peregrinos procedentes de todas las partes de la Europa atlántica hasta Santiago de Compostela. También hay una ruta perfecta para el puente de San José, la ruta «48 horas», para conocer La Coruña en solo 2 días. Se puede encontrar más información sobre las rutas y sobre la oferta cultural y de ocio de Coruña en la página de Turismo de A Coruña.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación

Comentarios

  • Polo marzo 9, 2012 at 3:30 pm

    En verdad Corña es una ciudad preciosa, disfrutar de la preimavera allí tiene que estar de maravilla. A ver si me puedo escapar a coruña muy pronto.