Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Hurgando entre montones de revistas viejas en el madrileño Rastro, apareció una edición de Nuevo Mundo de 1926. La publicación, de información general, escondía entre publicidades variopintas y ecos de sociedad, una página de ese género tan patrio: los sucesos. Un hombre había acuchillado a sangre fría al lotero de la Calle Alcalá en vísperas de Navidad. El texto anticipaba en pequeñas pinceladas narrativas el sensacionalismo posterior. Porque, reconozcámoslo, a España le gusta –y mucho– la carnaza, y su clímax sería un encuentro entre El Caso y Cuarto Milenio. Fenómenos turísticos como las Caras de Bélmez, la secuela televisiva del citado periódico o maravillas literarias como Fuera de la ley.Hampa, anarquistas, bandoleros y Apaches. Los bajos fondos de España (1900-1923) de la editorial La Felguera prueban que el asunto sigue muy vivo. Por ello, y porque mañana es el dichoso Halloween, hemos hecho una pequeña lista de peregrinaje noir para amantes de la crónica negra.

 

La calle Fuencarral (Madrid)

https://destinia.com/hotels/hoteles-en-madrid/madrid/espana/europa/2271/es

Sí, amigos, en el número 109 de la madrileña vía –adalid primero de la modernidad y después de la gentrificación–, se cometió uno de los crímenes que conmocionó a la España de finales del XIX. Lucía Borciano, viuda de Vázquez-Varela, aparece muerta en su domicilio, su bulldog y criada dormidos con narcóticos. Es junio de 1888 y son los propios vecinos del inmueble quienes alertan a la policía del olor a petróleo y carne quemada que proviene del piso de la víctima. Ésta y su marido, personajes adinerados de la jet set de la Villa y Corte, tenían un hijo conocido como “El Pollo Varela”, que a día de hoy recibiría el calificativo de “pieza”. Éste, gracias a su ritmo de vida díscolo, junto a la criada se convirtieron en los principales sospechosos. Finalmente, la burguesía ganó terreno y aunque hubo muchos dimes y diretes en todas las declaraciones, la criada fue finalmente castigada con el garrote vil.

El asesinato dividió a la sociedad de la época y fue uno de los primeros crímenes mediáticos de la historia de España: la historia y juicio fueron extensamente recogidos en la prensa; Galdós lo relató en Obras Inéditas; el cineasta Edgar Neville realizó una adaptación libre, El crimen de la calle Bordadores; y la serie de TVE, La huella del crimen le dedicó un capítulo.

 

La calle Antonio Grilo (Madrid)

crimen-calle-antonio-grilo

Si decides probar las delicias culinarias del Mercado de los Mostenses lo tienes muy cerquita. En el 3º D del número 9 de esta vía, vivía un sastre quien mató a su mujer y cinco hijos, los sacó por la ventana y después se pegó un tiro. Este asesinato múltiple ocurrió en 1962 y fue el más sonado de los allí ocurridos. Porque lo que no os hemos contado es que en 1964, una mujer estrangula a su bebé en el piso contiguo y en 1945, en el mismo edificio, unos maleantes ejecutan al camisero del 1º. Siniestro portal, ¿verdad?

 

El Castillo de Riba de Santiuste (Sigüenza, Guadalajara)

castillo_de_riba_de_santiuste_01

Aquí va una historia para fans de Cuarto Milenio, no en vano el programa le dedicó de Íker Jiménez le dedicó un programa al completo. Esta imponente fortificación andalusí, hoy medio derruida, data del siglo IX. Los iniciados y vecinos lo conocen con el nombre del Castillo de Manuela, una joven musulmana, también conocida como la Dama Blanca, que murió entre sus muros. La tradición oral difiere: unos dicen que en durante un asedio, otros que ajusticiada por una infidelidad. Sea como fuere, hay testimonios que en la actualidad la sitúan vagando por las almenas día y noche. Dan escalofríos solo de pensarlo. Además, no os hemos contado que para llegar a la cumbre solo puede hacerse a pie. Son un par de kilómetros, así que si os asustáis sólo podréis huir literalmente corriendo.

 

La Laguna Negra (Soria)

laguna_negra-soria

El color de sus aguas fue objeto de multitud de relatos escalofriantes por parte de literatos y vecinos. Y la que más eriza el vello es el poema escrito por Antonio Machado en Campos de Castilla, en 1912. Alvargonzález narra un parricidio: dos hijos con prisas por cobrar su herencia dan muerte a su progenitor en La Laguna Negra. Un inocente es culpado por ello. Al no poder cargar con la culpa deciden marcharse del pueblo y acaban en las mismas aguas en las que finaron a su padre. Dicen que es leyenda. Pero, como toda leyenda encierra algo de verdad, también hay quien dice que los jóvenes todavía vagan por allí. #Miedito

 

Ituren (Pamplona)

misterio-tumba-ituren

El misterioso suceso que conmocionó a Navarra hace ahora 50 años. Y, del que nunca se halló respuesta, según varias voces, porque a nadie del poder imperante en la época le interesaba. Cuando Luisa Urroz, gran señora de esta diminuta localidad pirenaica, iba a ser enterrada en su mausoleo familiar, se encontró  –bueno, sus familiares se encontraron– dos cadáveres maniatados envueltos en una tela. Nadie se podía explicar el tema, ya que el panteón llevaba seis años abrirse. Imperaba la ley del silencio, y de repente El Caso recibió el soplo: podía tratarse de Mehdi Ben Barka, un activista marroquí reconocido internacionalmente que intentaba acabar con la monarquía de Hasan II, y su secretaria. Éstos eran los segundos opositores a regímenes no democráticos que aparecían en suelo autóctono: misma suerte sufrieron Humberto Delgado, homólogo de Ben Barka en Portugal, y su secretaria en un cementerio de Villanueva del Fresno. Para evitar escándalos internacionales, la Guardia Civil, realizó una visita de cortesía al periódico de sucesos. A día de hoy, el camposanto de Ituren no guarda constancia de lo acontecido.

 

Puerto Hurraco (Badajoz)

masacre-puerto-hurraco

Cuesta creer que tan sólo hayan pasado 25 años desde esta masacre, uno de los episodios más negros de la historia de España reciente. Desde los años 60, las familias Cabanillas e Izquierdo venían manteniendo relaciones difíciles: Luciana Izquierdo y Amadeo Cabanillas mantenían una relación, pero éste rechazó casarse. Al poco moría a manos del hermano de Luciana, Jerónimo. Éste ingresó en prisión. Mientras, las familias continuaron con sus rencillas, en este caso por las lindes del terreno. Cuentan que en una de estas, los Cabanillas prendieron fuego al terreno de los Izquierdos, y la matriarca del clan murió quemada. Al salir de la cárcel, Jerónimo apuñala a Antonio Izquierdo en venganza por la muerte de su madre. Afortunadamente, Antonio logra sobrevivir y Jerónimo fallece en un psiquiátrico. En 1990, dos de los hermanos Izquierdo, Antonio y Emilio, cogen la escopeta de caza y caminan hasta la plaza del pueblo para tirotear, primero a los Cabanillas. Y después, a todo el que se les ponga por delante, incluida la Benemérita. Al capturarlos tras escaparse a por serranía pacense, no mostraron ningún signo de arrepiente. ¡Ríase de A sangre fría!

 

La masión de los Marqueses de Urquijo (Somosaguas, Madrid)

casa-marqueses-urquijo

El libro Tras la huella del crimen,  da a este caso el apodo de “el cluedo interminable”. Un crimen en las altas esferas, en una de las zonas más pudientes de la capital, y con gente de postín implicada, llegando a ser uno de los delitos con más cobertura mediático de la historia de la democracia. Aquella noche de 1980 varios asaltantes entre en el chalet de la familia. Curiosamente esa noche todo el personal de servicio libraba. Los marqueses recibieron tres disparos efectuados con una rareza, una Star del calibre 22. Se intentó inculpar a los hijos, al administrador de sus bienes y a otras personas cercanas al entorno de las socialités. Sin embargo, sólo se declaró culpable al ex de la hija de los marqueses, Escobedo. Este se acabaría quitando la vida en la cárcel de Carabanchel y habría mantenido su inocencia durante todo el proceso. ¿Quién sabe qué pasaría en realidad?

 

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Amante de las series de policías y la crónica negra en general. Gallega convencida. Me encantan las nécoras y las aceitunas. Y viajar. Si veis demasiadas tildes, es que a veces la RAE y yo discrepamos.

Artículos relacionados

Súmate a la conversación