Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Hoy te proponemos un goloso viaje navideño en busca de los mejores postres para estas fiestas. El “algo dulce” que todo viajero en estas navidades debe probar esté donde esté. En enero ya volverás a la dieta… Pero por ahora saborea con nosotros el postre y el viaje.

Vamos a comentar algún que otro evento que normalmente se celebra en los destinos de los que vamos a hablar, ten en cuenta, que este año muchas celebraciones no se podrán llevar a cabo… ¡pero coge apuntes para las próximas navidades!

En busca del auténtico panettone en Milán, Italia

Seguramente ya habrás probado los panettones porque son bastante fáciles de encontrar en las estanterías de los supermercados y panaderías, pero ¿sabías que este postre es típico de las navidades milanesas? ¿Nos acompañas a buscarlo por sus calles?

En estas fechas, Milán se transforma en un lugar mágico, una ciudad llena de luces desde que se acuesta el sol. Lo que más nos llamará la atención en el paseo son los decorados navideños de las grandes firmas de moda. Pero a lo que íbamos, ¿dónde probamos el tradicional panettone?

El 7 de diciembre se inauguran las Navidades en Milán festejando a San Ambrogio, el patrón de la ciudad. También se abre el mercadillo tradicional de Navidad Oh Bej! Oh Bej! en la plaza del Duomo y sus calles aledañas que se viene celebrando desde el siglo XIII. Un bonito mercado navideño donde encontrarás puestos de artesanos locales para comprar regalos hechos a mano y gastronomía autóctona. Entre los dulces típicos navideños que se venden en este mercado, verás el ansiado panettone artesanal, cómelo acompañándolo de un buen vino caliente o chocolate.

El dueño de la Pasticceria San Gregorio (Via S. Gregorio, 1), Angelo Bernasconi, nos garantiza que sus panettones, con nueces y limón o con castañas confitadas, son los mejores de la ciudad milanesa ¡y los más dulces!, ¿lo probamos? En esta pastelería además se esconde el panettone más grande del mundo –80 kilos para 400 porciones ¿tienes una gran familia numerosa a la que invitar?– y también los más viajeros, ya que sus dulces se pueden encontrar en tiendas en Nueva York en estas fechas. ¡Esta pastelería no para de trabajar en Navidades!

En la Pasticceria Marchesi (Corso Vittorio Emanuele II) se elabora el panettone más lujoso de todos, hecho con mucho cariño y una receta de más de 200 años de antigüedad. La Pasticceria Marchesi, fundada en 1824 por la familia Marchesi en Corso Magenta, es una de las más históricas de la ciudad y ha sido comprada hace unos años por el Grupo del sector del lujo Prada. El pastel navideño de Marchesi también lo encontrarás en Via Montenapoleone y la Galleria Vittorio Emanuele.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marchesi 1824 (@marchesi1824)

Springerle, la galleta más bonita (y navideña) del mundo se encuentra en Stuttgart, Alemania

Las springerle alemanas parecen una obra de arte de un museo más que una simple y mundana galleta. Se debe a sus estampados hechos con unos moldes que pasan de generación en generación. Sus ingredientes son básicos –huevo, azúcar glas, harina y un poco de anís– y se suelen hacer en todas las casas de la región alemana de Baden-Württemberg y Suiza en los días festivos de Navidad. Si no conoces ninguna familia alemana que te invite a probarlas en Stuttgart, visita su mercado de Navidad –con más de 200 puestos llenos de detalles y artesanía–, aquí podrás comerlas y comprar algunos de estos moldes tan preciados para hacerlas en casa cuando vuelvas del viaje.

En los puestos también encontrarás otro pastel típico de estas fechas, el stuttgarter Hutzelbrot, un pastel de frutas que se come mientras bebes el tradicional vino caliente. Y no nos olvidamos de que Stuttgart es famosa por su tarta Selva Negra, no es propiamente típica de Navidad, pero si eres amante del chocolate no te puedes ir de la ciudad sin comerte un trozo.

El Cafe Chamäleon (Eberhardstraße 35) es uno de los mejores lugares de la ciudad para probarla junto a un rico café con leche.

Bûche de Noël, los mejores troncos de Navidad están en París, Francia

Los franceses endulzan su Nochebuena con el típico bûche de Noël (tronco de Navidad). El nombre y la decoración de este famoso postre navideño se remonta a la tradición navideña de siglos anteriores de quemar en las chimeneas un tronco de madera el día de Nochebuena. Los mejores se esconden en la ciudad de La Luz. Durante el mes de diciembre todos los pasteleros de la ciudad compiten para hacer la mejor versión, puedes encontrar desde los más clásicos de chocolate hasta los más innovadores de cremas de frutas y caramelos.

Algunas direcciones imprescindibles para probar este típico dulce de Navidad son:

En la pastelería de autor Des Gâteaux et du Pain (Boulevard Pasteur 63) a las órdenes de Claire Damon, elegida mejor pastelería en 2018, encontrarás un bûche de Noël inspirado en las flores y los jardines. No tiene chocolate, pero si te gustan los pistachos, éste será tu favorito.

Si eres un amante del chocolate, La Maison du Chocolat (Carrousel du Louvre) elabora el mejor tronco de Navidad hecho con chocolate de todo París –y si te has quedado con mono de más chocolate, compra algunos de sus bombones, no sabrás cuál elegir–.

Y si quieres probar un bûche de Noël sin gastarte demasiado dinero, puedes merendar en la patisserie Paul, unos locales que tienen unos pasteles riquísimos a precios asequibles y que puedes encontrar en muchos barrios de París.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de des gâteaux et du pain (@desgateauxetdupain) el

La Navidad en Estocolmo, Suecia, se inaugura con los Lussekatter (bollos de Santa Lucía)

Los lussekatter –bollos en forma de S hechos con azafrán y uvas pasas– son en Suecia una tradición gastronómica que se prepara para la celebración de Santa Lucía. El 13 de diciembre se inaugura estas fiestas navideñas y se encienden las luces del julgrann, el gigantesco árbol de Navidad de la capital sueca, Estocolmo.

Para probar los bollos de Santa Lucía en Estocolmo, pon rumbo a los tradicionales mercadillos de Navidad de la ciudad –los dos más animados son el de la plaza Stortorget y el mercado de Navidad de Skansen–, cómpralos en uno de los puestos, y comételos junto a un vaso de vino caliente y aromatizado, típico en estas fechas en las ciudades del norte de Europa.

No puedes irte de Estocolmo sin probar el julbord –el bufé de Navidad sueco–. Los suecos suelen quedar con sus familiares y amigos al mediodía y prueban platos fríos y calientes como el arenque marinado, salmón, bacalao, salchichas, albóndigas, galletas de jengibre, bollos de Santa Lucía regado con vino especiado y un aguardiente llamado Schnapps.

¿Te atreves con el menú? El más famoso es el del Grand Hôtel, donde probarás un clásico menú de Navidad sueco. Si quieres uno más informal, reserva en el restaurante Urban Deli.

Otra forma de probar los lussekatter es haciendo un plan muy propio de la ciudad: un fika –una pausa para el café acompañándolo de algo dulce en mitad de la jornada– que dicen que es el secreto de la felicidad sueca. La cafetería Chokladkoppen (Stortorget 18, 111 29) es el lugar idóneo para alcanzar ese Nirvana, mejor dicho, probar los bollos de Santa Lucía.

Éstos son los mejores roscones de Reyes de Madrid, España

¿Quién no se ha levantado corriendo a abrir los regalos de los Reyes Magos y ha pensado en lanzarse antes al Roscón de Reyes? Ese esponjoso bollo redondo con frutas escarchadas,  tradición del 6 de enero en toda España, es sin duda el postre navideño por excelencia en España con permiso del turrón y el mazapán, claro. Después de recorrernos unas cuantas pastelerías, tenemos nuestros roscones favoritos que compartimos con todos los que en estas fechas estéis alojados en Madrid o alrededores:

La centenaria pastelería La Duquesita (Fernando VI, 2), desde hace dos años regentada por el chocolatero Oriol Balaguer, prepara un roscón clásico que tiene lista de espera. Aquí también se esconde uno de los mejores panettones de la ciudad, ya os advertimos de que eran fáciles de encontrar en nuestro país.

Uno de los roscones más míticos de la capital Madrid, totalmente artesano, y que merece la pena probar año tras año, se esconde en el Horno de San Onofre (San Onofre, 3). Aquí también se elaboran diariamente pastelería típica madrileña como las rosquillas de Alcalá o las torrijas.

De los más jóvenes de la ciudad, pero ya en la lista de los mejores roscones, encontramos el de Cristina Oria (Conde de Aranda, 6). Aquí también podrás encontrar algún producto gourmet para la mesa o para regalar estas navidades.

Y si en tu familia hay algún celiaco, no se quedará sin roscón de Reyes este año ya que puedes acercarte hasta la pastelería La Oriental (C/Ferraz,47): el mismo sabor de siempre, las mismas repostería tradicional, pero sin gluten . ¡Qué ganas nos ha entrado de desayunar!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cristina Oria (@cristinaoriachef) el

Busca el mejor sonho do natal en Lisboa, Portugal

¿Nos escapamos a Lisboa para probar los dulces navideños de nuestros vecinos? Hace años que el árbol de Navidad de la plaza del Comercio es el punto de encuentro de muchos lisboetas en Navidad, te esperamos allí para ir en busca de un Sonho do natal: unos buñuelos hechos de harina, huevo y leche.

En esta conocida plaza del Comercio hay muchos bares y cafeterías clásicas que resisten a los nuevos comercios y en los que puedes degustar los postres típicos de la Navidad lusa. Durante estos días festivos además de Sonhos do Natal también se hacen Bolo rei, muy parecido a nuestro querido Roscón de Reyes y las rabanadas, parecidas a las torrijas. En la misma plaza, puedes acércate hasta Terreiro do Paço, donde tienen un café con leche excelente y elegir tu dulce navideño. O al histórico café Martinho da Arcada –en sus mesas se sentaban el poteta Fernando Pessoa y el escrito José Saramago–.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Canelas.Paris (@canelas.paris)

En Londres, vino caliente y unos mince pies

así que hoy queremos darte un último consejo para que disfrutes de las tradiciones británicas de estas fiestas. No te vayas de Londres sin probar un mince pie –tartaleta rellena de compota de frutas secas con licor, típico dulce navideño de UK– y acompáñalo de un bien vino caliente. ¡Una merienda navideña típica de Inglaterra riquísima!

Unos días antes de Navidad las pastelerías y supermercados empiezan a llenar sus baldas de estos pequeños dulces y los londinenses salen a la búsqueda de los mejores. Te ahorramos esa búsqueda y te proponemos varios sitios donde comprarlos.

En el mercado de Brompton Food Market, en Kensington, se elaboran unos mince pies creados por el chef Luke Mackay, que están considerados cada año como uno de los mejores de la ciudad. ¡Hay lista de espera! Y si quieres probarlos y tienes bajo presupuesto, supermercados como Waitrose o Aldi tienen estos mince pies por menos de 2 libras, de diferentes sabores, los de chocolate están buenísimos.

¡Qué buena pinta tiene todo! ¿Tú, cuál prefieres?

De momento toca hacerlos tu mismo en casa o comprarlos en algún establecimiento de tu ciudad, pero seguro que el año que viene podrás disfrutarlos en tus vacaciones de navidad.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Gaditana, pero gallega de adopción, y residente en Madrid. Especialista en el mundo premium, “la buena vida” es mi lema. ¡Puedes comprobarlo en Quebieenmesabe!

Artículos relacionados

Súmate a la conversación