Los valles de la Luna… en la Tierra

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Las mentes cuya imaginación no tenía límites siempre han querido atravesar fronteras, descubrir nuevos sitios y alcanzar rincones que nadie hubiera pisado antes. Algunos, como Julio Verne, soñaron con llegar a la Luna a bordo de un proyectil propulsado por un cañón monstruoso. Otros, como Neil Armstrong y Edwin Aldrin, pisaron la Luna y firmaron una memorable sentencia : «Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad».

Lo cierto es que la Luna sería un destino genial para los amantes de los paisajes extraños y diferentes, pero no hace falta viajar al satélite de nuestro Planeta para disfrutar de ellos. ¿Habías oído hablar de los valles de la Luna? ¿Y de los valles de la Luna… en la Tierra?

 

Valle de Ischigualasto (Argentina): el Parque Natural de Ischigualasto y Talampaya tiene unos paisajes muy peculiares que parecen transplantados desde otro planeta. Las formaciones rocosas y los espacios abiertos tienen algo de Marte, algo de la Luna y algo del cañón del Colorado. Por ese motivo, el periodista Federico Kirbus lo apodó en 1967 «valle de la Luna». Este parque provincial de Argentina es además una importante área de estudio de la Paleontología pues en ella se han encontrado restos de dinosaurios de 230 millones de años, motivo por el cual pertenece al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el año 2000.

Valle de la Luna en Ischigualasto, Argentina

Foto: As578, Wikimedia Commons (CC BY-SA 2.5).


 

Valle de la Luna de Bolivia: muy cerquita de La Paz, la capital de este extraordinario país, se despliega ante nuestros ojos un paisaje rocoso que nos habla del inmenso poder de la naturaleza. En este caso fue Neil Armstrong (el primer hombre que pisó la Luna) el que bautizó a esta espectacular área natural como valle de la Luna. Y, la verdad, ¿quién mejor que él puede decir qué se parece a la Luna y qué no? Sin duda, un rincón admirable de Bolivia.

Valle de la Luna, La Paz, Bolivia

Foto: Guttorm Flatabø, Flickr (CC BY 2.0).


 

Valle de la Luna de Chile: cerca del desierto de Atacama se encuentra el valle de la Luna de Chile. A diferencia de los anteriores, el paisaje de este es totalmente desértico. Es una de las atracciones turísticas del norte de Chile y forma parte de la Reserva Nacional los Flamencos, hecho que califica por sí solo la espectacularidad de este entorno.

Valle de la Luna, Antofagasta, Chile

Foto: Franck Schneider, Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0).


 

Aunque hay más rincones de Sudamérica que ostentan este ambicioso apelativo, como el valle de la Luna de Jujuy, los más importantes son los aquí descritos. ¿No te gustaría conocer alguno de ellos?

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación