Noruega y el sol de medianoche

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram
Sol de medianoche, Noruega, Destinia

Foto: V31S70, Flickr (CC BY 2.0).

Más allá de la línea del círculo polar, los fenómenos naturales son extraños y admirables en la misma medida. Las olas de hielo, los pilares de luz o las auroras boreales son tres ejemplos alucinantes de lo que podemos descubrir en un viaje por aquellas latitudes. Sin embargo, no resulta menos admirable y extraño otro fenómeno que podemos disfrutar allí entre los meses de mayo y agosto: el sol de medianoche. Noruega es un destino privilegiado para presenciarlo porque tan al norte nunca se pone el sol en verano y a las 00:00 horas el astro atraviesa el punto más bajo de su trayectoria.

El sol de medianoche en Noruega atrae a muchos turistas y curiosos todos los años, pese a lo cual no se considera un evento masificado. Existen numerosos lugares en el país de los fiordos desde los que se puede contemplar este curioso fenómeno:

  • El cabo Norte: el punto más septentrional del continente europeo es un lugar privilegiado para disfrutar de este espectáculo natural.
  • Las islas Svalbard: se encuentran mucho más arriba que el cabo Norte, entre el continente y el Polo Norte. Son un paraíso natural totalmente virgen donde no se pone el sol entre abril y agosto.
  • Tromsø: hay visitas guiadas que comienzan en el coqueto centro de esta típica ciudad universitaria. Otras ciudades desde las que se puede contemplar el sol de medianoche son Hammerfest y Hurtigruten.
  • Islas Lofoten: al encontrarse más al sur que los otros destinos, el sol de medianoche solo es visible entre mayo (finales) y julio (mediados).
  • Andenes: ubicada en la isla más septentrional del archipiélago de Vesterålen, Andenes es una localidad que vive más en el cielo que en la Tierra: además de tener una plataforma de lanzamiento de satélites que merece la pena conocer, muchos creen que es uno de los mejores sitios del mundo para admirar el «día de la medianoche».
  • Stø: en este antiguo pueblo pesquero se organizan excursiones en barco para avistar ballenas y focas aprovechando la luz infinitamente crepuscular de la medianoche.

Este vídeo es una pequeña muestra de la experiencia de vivir el sol de medianoche en tierras noruegas. In situ, resulta mucho más sobrecogedor.

Turismo activo bajo el sol de medianoche

Noruega presume de ser uno de los paraísos naturales del norte de Europa por su naturaleza virginal y salvaje, que la convierte en un increíble destino para el turismo activo. Es muy común, por ejemplo, realizar rutas de senderismo guiadas o por tu propia cuenta en destinos como Tromsø, Lauksletta, Målselv, Malangen, los Alpes de Lyngen y Hamn. El ciclismo es otra de las opciones más comunes para disfrutar del sol de medianoche practicando turismo activo.

Si prefieres adentrarte en las gélidas aguas del norte, además de hacer natación –y mejor hacerlo con traje de neopreno–, es muy común subirse a un kayak y contemplar el espectáculo entre los fiordos o en la soledad del mar. Existen muchos turoperadores locales que alquilan el equipo necesario para hacer kayak marino y que hasta organizan excursiones con guías expertos. También es posible realizar salidas en barco para el avistamiento de cetáceos.

Otras opciones como la pesca deportiva, bien en tierra o a bordo de una embarcación, o el golf, también ganan adeptos año tras año. Noruega es sinónimo de increíbles posibilidades turísticas.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación