Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

El Alentejo se expande desde el centro hacia el sur de Portugal. De hecho, su cercanía con Extremadura y Andalucía la convierten en un área privilegiada que te recomendamos visitar. Los motivos son diversos, aunque sus paisajes, tan variados como arrebatadores, te conquistarán.
Además, la llamada «Tierra de la luz» se caracteriza por la singularidad de sus luces. Durante el día, el sol ilumina con tonos dorados sus extensas llanuras. Por la noche, las estrellas inundan el cielo y alumbran la oscuridad con su excelso brillo.
Y esto es solo el principio. ¿Te gustaría conocerlo mejor? ¡Acompáñanos!

Disfruta de Évora y Elvas

Estas ciudades, consideras por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, cuentan con varios lugares que no puedes perderte:

Évora, una capital distinta

Está a 100 kilómetros de Badajoz, es la capital del Alentejo y, posiblemente, la que mejor resume su esencia. Sus fachadas blancas, un centro histórico accesible a pie y una amplia gama de opciones te animarán a visitarla. No te pierdas:

  • El convento de San Francisco y la capilla de los huesos, construidas entre los siglos XV y XVI. La nave central incluye 10 capillas laterales con retablos y tallas de enorme valor histórico. La de los huesos la construyó un franciscano con 5000 esqueletos para recordarnos lo efímero de la vida.
  • El palacio de los duques de Cadaval y la iglesia de San Juan Evangelista. El edificio religioso refleja, a la perfección, la importancia de los azulejos en el arte portugués. El palacio data del siglo XVII y es tan austero como interesante.
Templo romano de Evora

Elvas, la ciudad fortaleza

A 84 kilómetros de Évora te encuentras con esta localidad, donde pasear es como viajar al pasado. Hay dos puntos clave que te enamorarán a primera vista:

  • El fuerte de Santa Lucía, el cual corona la plaza de la República. Data del siglo XVII y su diseño arquitectónico se adelantó varios años al de otras ciudadelas fortificadas.
  • El acueducto de Amoreira. Es del siglo XVII, tiene siete kilómetros de longitud y se conserva a la perfección.

Visita Marvão y Monsaraz

Marvão, uno de los pueblos más bonitos de la región

A 81 kilómetros hacia el norte desde Elvas y 120 desde Cáceres. Para muchos, este pueblo es el más bonito de todo el Alentejo. Te recomendamos que visites:

  • El convento de Nuestra Señora de Estrela. Del siglo XV y fuera de la muralla, encierra múltiples encantos.
  • El castillo de Marvão. Se accede cruzando los jardines de Santa María. El original data del siglo XIII y el que visitarás es del siglo XVII. Las vistas de la provincia de Cáceres y de los alrededores son espectaculares.
Castillo de Marvão, Alentejo

Monsaraz, una perla escondida

A 140 kilómetros hacia el sur te encuentras con Monsaraz. Desde que accedes por la Porta da Vila (amurallada y con dos guardianes) no dejarás de subir y bajar calles medievales con casas de una sola planta y un suelo de adoquines. Visita:

  • El castillo Monsaraz, apenas restaurado, te permitirá conocer tanto su importancia como sus características originales.
  • La iglesia de Nossa Senhora de Lagoa. Este edificio es el más grande de la ciudad. Se reconstruyó en el siglo XVIII e incluye la tumba de Tomás Martins, adornada con 14 figuras de santos. Su magnitud te impresionará.

Mértola, la ciudad museo

Sigue hacia Huelva y a 137 kilómetros del punto anterior te encontrarás con Mértola. Las visitas más aconsejables son:

  • El castillo del siglo XIII. Su torreón es un mirador privilegiado que te permitirá admirar paisajes fantásticos.
  • La iglesia mayor. Del mismo siglo, mantuvo la estructura de la mezquita original y sigue cautivando por su belleza.

Amanecer en Cromlech de Almendres

Está a 70 kilómetros de Mértola en dirección a Lisboa y 15 km de Évora. La ciudad se conoce en toda Europa gracias a un conjunto megalítico que data del 6000 antes de Cristo. Su tamaño oscila entre los tres y los cuatro metros de altura y cada pieza incluye grabados que recuerdan las labores que se realizaban en la zona. Si puedes, intenta llegar al amanecer para poder apreciar cómo la luz engrandece este conjunto arqueológico.

Amanecer en Cromlech de Almendres, Alentejo

Cómete Alentejo

La gastronomía de esta zona de Portugal es de las más ricas del país. Al ser tan amplia, te será fácil encontrar platos de pescado y de carne, e incluso una mezcla de ambos, como el popular cerdo a la alentejana. Las empanadas de perdiz, los estofados de jabalí, la sopa de tiburón o la açorda alentejana (una humilde sopa de pan) te invitarán a probar nuevos sabores.

Comida tradicional de Alentejo, Portugal.

Encuentra vinos excelentes

El maridaje perfecto con los platos anteriores está en los tintos y en los blancos de la zona. Esto se debe a que la variedad climática beneficia tanto a las uvas tintas sembradas cerca de Extremadura como a las blancas de la costa. No dudes en aprovechar esta ocasión para visitar la región vinícola más grande de Portugal.

Barricas de vino de una bodega de Alentejo

Como acabas de comprobar, el Alentejo te ofrece historia, cultura, gastronomía y cultura vitivinícola. Sin duda, lo tiene todo para que se convierta en el destino de tus próximas vacaciones. ¿Te animas a recorrerlo? ¡Organiza tu viaje a Alentejo y disfruta de unas vacaciones muy completas!

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Artículos relacionados

Dónde viajar después del fin del estado de alarma, con el coronavirus aún presente, es una de las grandes dudas del momento. Es fundamental que conozcas las restricciones que tendrá cada uno de tus posibles destinos turísticos en cuanto a pruebas PCR, o si habrá necesidad de hacer cuarentena.