Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Desde la esencia mediterránea de sus pueblos con tradición marinera y sus playas de arena dorada y aguas tranquilas hasta los pueblos situados en el Parque Natural de la Albufera, donde los arrozales son los protagonistas, te descubrimos los pueblos con encanto de Valencia y su bella comunidad. Seguro que hay muchos más con magia y embrujo, pero la elección ya está hecha: sol, playa, arroz –de esto os hemos hablado mucho aquí–, fiesta e historia no van a faltarte en esta escapada. Sigue leyendo y descubre las razones para viajar a Valencia este verano y déjate sorprender.

Peñíscola

Comunidad-Valenciana-Peñíscola

Bañada por el Mediterráneo, Peñíscola es una de las joyas de la Costa del Azahar. Te conquistará por sus playas, calas, acantilados y sus encantadoras casas de pueblo de color blanco. Un pueblo de pescadores y templarios puesto en el mapa mundial por el rodaje de películas cinematográficas y la visita de famosos artistas como el actor Charlton Heston que se enamoró de este pueblo de Castellón.

Uno de los lugares con más encanto de Peñíscola es el puerto pesquero a los pies de las murallas medievales. Aquí, justo con la llegada de los barcos de pesca al atardecer tienes la foto perfecta para tu Instagram. Saborea su amplia diversidad gastronómica, las cigalas, langostinos, las galeras o lenguados… son sólo algunos ejemplos que traen estas embarcaciones a los restaurantes del pueblo.

Peñíscola está llena de increíbles playas pero si tenemos que recomendarte alguna nos quedamos con la playa del Norte en el mismo pueblo muy cerca del casco antiguo y con el Castillo del Papa Luna de fondo.  Y aprovecha tus vacaciones en Peñíscola para hacer una excursión a las Islas Columbretes, uno de los parajes naturales más increíbles de la costa mediterránea.

 

Morella

Comunidad_Valenciana_Morella

Morella es uno de los pueblos con más encanto de Comunitat Valenciana y está listado como uno de los pueblos más bonitos de España. Visitarla te descubre que tiene un gran pasado histórico desde la Edad Medieval. Su castillo, declarado monumento histórico-artístico en el año 1931, sus dieciséis torres, seis portales y casi dos quilómetros de muralla centenarias te transportarán a épocas pasadas.

La gastronomía de este pueblo en la comarca de Els Ports (Castellón) también te llamará la atención, la estrella de sus platos es la trufa negra de Morella, la cual podrás incluso probarás en algunos de sus postres más típicos. Las Jornadas de la Trufa se celebran desde enero hasta finales de marzo y los restaurantes del municipio ofrecen menús especiales, es la época ideal para visitar este pueblo con encanto de Castellón.

 

Anna

Comunidad_Valenciana_anna

Anna a unos 65 kilómetros de Valencia y a otros 70 de la playa es uno  de los pueblos de la Comunitat Valenciana ideal para disfrutar de la naturaleza, con parajes verdes de gran encanto como el Lago de la Albufera, rodeado de pinos y plataneros y con numerosos manantiales y piscinas donde puedes darte un baño. Cerca del lago se encuentra la Fuente Negra, un manantial que forma un riachuelo que se precipita en forma de cascada hasta el Gorgo Catalán, un pequeño lago rodeado de árboles apto para el baño –hasta tiene un trampolín para zambullirte en sus aguas profundas– al que llegas desde un sendero local señalizado. Este pueblo es el lugar ideal para los amantes del senderismo.

Anna también tiene un Patrimonio Arquitectónico de gran belleza, su principal atractivo es el Castillo-Palacio de los Condes de Cervellón, de origen musulmán-almohade con sus antiguas caballerizas, su patio y salas árabes y estancias renacentistas y barrocas.

En la mesa de esta villa hay cazuelas de arroz al horno, puchero o arroz caldoso, chorizos de ajo, carne a la brasa, o tortas de pimiento y tomate.. sus platos más característicos y que no puedes dejar de probar si visitas Anna.

 

Dénia

Destinia-Costa-Blanca

Sol, playa, diversión, actividades de ocio y deportes acuáticos, fiesta nocturna y un buen clima… así es Dénia cada verano, pueblo reconocido como uno de los más bonitos de Alicante.

Su principal atractivo son sus playas, bañadas por el Mediterráneo, con arena dorada, algunas urbanas y familiares como La Marineta Cassiana y El Raset  o paraísos escondidos como Les Deveses, una auténtica joya natural.

El puerto náutico de Dénia es una de las marinas más modernas de la provincia de Alicante y lugar donde atracan importantes embarcaciones. Aquí puedes alquilar barcos o hacer actividades acuáticas para pasar una jornada descubriendo el entorno marino de la zona. También la lonja es uno de los sitios más frecuentados de esta villa costera, donde verás el comercio de pescado más tradicional.

Y por si no lo tenías en el rada, a finales de septiembre, la ciudad acoge el D*na, un festival gastronómico internacional que es otra excusa perfecta para dejarse caer por Dénia.

 

Santa Pola

#SantaPola villa marinera ⚓️

Una publicación compartida de Santa Pola Turismo (@santapolaturismo) el

Darte un relajante y agradable baño en las playas y calas de Santa Pola es una de las mejores razones para visitar este población de la Comunitat Valenciana situado en la costa alicantina. Visita las playas urbanas de El Tamarit, Playa Lisa, Gran Playa o las más salvajes y naturales como El Pinet, La Gola, Bancal de l’Arena y Ermita.

Ir de excursión hasta Tabarca, la única isla habitada de la región, es otro de los atractivos de veranear en Santa Pola. Las aguas que rodean la isla son el hábitat natural de cientos de especies marinas que puedes descubrir buceando y haciendo esnórquel.

Otro paraje espectacular de Santa Pola es el Parque Natural de las Salinas, un humedal declarado Zona de Especial Importancia para las Aves, en el que puedes hacer diferentes rutas de senderismo y descubrir la flora y la fauna de la zona y avistar aves migratorias.

 

El Castell de Guadalest

Guadalest, siempre con turistas a cualquier hora #f700gs #castelldeguadalest #guadalest #alicante

Una publicación compartida de Pepe Majoni (@pepemajoni) el

Enclavado en la Marina Baja, El Castell de Guadalest, incluido también en la lista de los  pueblos más bonitos de España, ha mantenido el encanto de las poblaciones del interior de Alicante a través de las décadas. Rodeado por las sierras de Aitana y Serrella, es otra buena elección para los amantes del senderismo.

La villa está declarada conjunto histórico-artístico desde 1974 y conserva su castillo de origen medieval colgado en lo alto de la peña y protegido por los restos de una antigua muralla. Otro atractivo arquitectónico de El Castell de Guadalest es la Casa Orduña, una casa nobiliaria del s.XVII situada entre la Iglesia Parroquial y el Castillo de la Alcozaiba. Pasear por su muralla, sus calles, su centro histórico y los restos antiguos de la fortaleza o probar su gastronomía más típica, como el conejo al “all i oli”, fijarán tu escapada a El Castell de Guadalest en la memoria para siempre.

 

 

Altea

Comunidad_Valenciana_Altea

También en la Marina Baja alicantina nos encontramos con la conocida y veraniega Altea, un pueblo que nos recuerda a los destinos vacaciones de postal como Santorini, en Grecia, o Sidi Bou Said, en Túnez. Sólo hay que fijarse en la blancura de sus casas y en las dos cúpulas azules de su iglesia parroquial para pensar que te has trasladado a un encantador paraíso mediterráneo. Con dos partes bien diferenciadas, su casco antiguo conocido como El Fornet, un entramado de calles y recónditos rincones con muchas flores; y el puerto pesquero, el club náutico y su paseo marítimo que te lleva hasta el antiguo pueblo de pescadores.

No te vayas de Altea sin descubrir sus playas. Seis kilómetros de costa en la que se encuentran calas y playas como La Olla, con pequeñas barcas y algún chiringuito y frente a la que emergen unas pequeñas islas.

 

 

El Palmar

Comunidad_Valenciana_El_Palmar

Seguramente el ejemplo más conocido de arquitectura rural de la Comunidad Valenciana. Muy abundantes en el entorno del parque natural de La Albufera.

El Palmar es un pequeño pueblo de pescadores en el centro del Parque Natural de la Albufera, una de las zonas con mayor valor ecológico del Mediterráneo. Está rodeado de cultivos de arroz y canales en los que los pescadores pescan anguilas. Con este pescado se hace el plato más tradicional de la zona, All i pebre, un guiso que lleva también ajo, pimentón, guindillas y patatas.

Escaparse a El Palmar te trasladará por unos días a un museo al aire libre en plena naturaleza. Aquí aprenderás cómo se cultiva el arroz visitando La Trilladora del Tocaio, uno de los edificios históricos de El Palmar y también los arrozales, en los que se sigue cultivando el arroz de la manera tradicional. O navegarás los canales y verás cómo pescan, cogiendo una barquita en el embarcadero del pueblo.

 

Jávea

Comunidad_Valenciana_Bañistas_en_la_playa_La_Granadella_de_Xàbia

La playa La Granadella es una pequeña y bonita cala de grava y roca situada en la zona más meridional de Xàbia/Jávea. Un lugar idóneo para la práctica del submarinismo

Sin dudarlo, lo que más llama la atención de Jávea, una pequeña población marinera situada al norte de la Costa Blanca entre los cabos de La Nau y Sant Antoni, son sus playas que recorren 25 kilómetros de costa. Playas abiertas y de arena fina, pequeñas calas o acantilados de vértigo… La más conocida es la Playa del Arenal, en el centro de la Bahía de Jávea, la única playa de arena del municipio, con un paseo marítimo muy agradable donde comer, ir de tiendas o ver atardecer.

Uno de los principales atractivos naturales de Jávea es la Ruta de los Miradores: 15 miradores que dan imágenes únicas del Mediterráneo.  Si te sigue apeteciendo conocer el entorno, puedes hacer senderismo por El Parque Natural del Montgó, o visitar Cala Granadella y su castillo.

Darte un paseo por el casco antiguo de Jávea al atardecer de un día de verano también es uno de esos lujos de este pueblo con encanto de la provincia de Alicante. Entre sus edificios más destacados encontramos la Iglesia-Fortaleza de San Bartolomé, de estilo gótico isabelino, el Ayuntamiento, el Mercado Municipal de Abastos y las casas que la burguesía local construyeron a finales del s. XVIII. Una recomendación, termina el paseo con una caña bien fresquita en la Plaça de Baix.

 

Cullera

Comuidad_Valenciana_Cullera

Construido en 1858 en el paraje conocido como la Punta del Faro, es uno de los dos únicos ejemplares que quedan en la costa de la provincia de Valencia.

La bulliciosa Cullera en la ribera del Río Júcar y junto al Mar Mediterráneo, a 38 kilómetros de Valencia, es también uno de esos pueblos con encanto de la provincia de Valencia.

Cullera tiene 15 kilómetros de playas y acantilados para disfrutar del sol y el mar entre las que se encuentran la Playa Mareny de Sant Llorenç, Playa del Faro, Playa Racó o la Playa del Dosel.

Pero si piensas que en esta villa sólo hay playa,  Cullera te dejará sin palabras, ya que podrás visitar espacios naturales de agua dulce como L’estany de Cullera, un lago abierto al mar en la desembocadura del Xúquer con paisajes que te recordarán a un cuadro de Sorolla y en el podrás avistar aves propias de la zona como los azulones y las fochas y encontrar garzas y garcillas. Sentirte como un pirata en la cueva-museo del pirata Dragut que asaltó la ciudad de Cullera en 1550. O remar en barca en el Azud de la Marquesa, el último lugar en el que se acumulan las aguas del río Júcar. También conocerás la historia del arroz en el museo del arroz de la antigua ermita dels Sants de la Pedra, SanAbdón y San Senént y lo comerás de mil y una maneras, en paella, caldoso, al horno, a banda, con bogavante…

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Gaditana, pero gallega de adopción, y residente en Madrid. Especialista en el mundo premium, “la buena vida” es mi lema. ¡Puedes comprobarlo en Quebieenmesabe!

Artículos relacionados

Súmate a la conversación