Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Si no tienes claro dónde viajar durante tus vacaciones, no le des más vueltas. Te proponemos llevar a cabo un plan diferente. Apúntate a realizar esta ruta en coche por Cantabria, País Vasco y el sudoeste de Francia. Ponte al volante de tu vehículo y prepárate para vivir experiencias que difícilmente podrás olvidar. Nosotros ponemos las escalas y tú, la compañía.

Comienza el viaje en Santander

La capital de Cantabria es el lugar perfecto para dar comienzo a este itinerario por la costa que baña el mar Cantábrico. Antes de arrancar el motor de tu automóvil, visita algunos de sus lugares más emblemáticos. Ese es el caso del Faro de Cabo Mayor, donde, además de disfrutar de las privilegiadas vistas sobre el mar, tendrás la oportunidad de tomar unas cervezas en su bar. Otras vistas espectaculares son las que te brindará subir a lo alto de Santander en el funicular de Río de la Pila. No te pierdas el Palacio de la Magdalena ni tampoco la playa de El Sardinero.

Ruta en coche por Cantabria, País Vasco y Francia 1

Noja, en contacto con la naturaleza

Situada a 43 kilómetros de la capital cántabra, esta localidad te invita a disfrutar de sus playas y a visitar el Observatorio de Aves, que se erige en la marisma de Victoria, así como el denominado Molino de las Aves, que funciona como centro de interpretación de la naturaleza. Si eres un amante del senderismo, apúntate a las rutas que se han trazado por sus zonas verdes. La playa es otra alternativa igual de atractiva.

Ruta en coche por Cantabria, País Vasco y Francia 2

El Bilbao más vanguardista

No puedes visitar la capital de Bizkaia sin acercarte al Museo Guggenheim. El emblemático edificio proyectado por el arquitecto Frank Gehry supuso un hito en la regeneración de la margen izquierda. Te fascinará su fachada de titanio, con mil y un reflejos de la ría y cuanto la rodea, sin olvidar las exposiciones a las que da cobijo. Puedes complementar la visita con la que te ofrece el Museo de Bellas Artes. Deja que tus pasos se encaminen al casco viejo, donde tendrás la posibilidad de tomar unos vinos y degustar los pinchos que se sirven en las barras de los bares. El Puente Colgante y el Teatro Arriaga son otros de los símbolos de la ciudad.

Ruta en coche por Cantabria, País Vasco y Francia 3

Bermeo o el encanto de un pueblo pesquero

De camino a Gipuzkoa, detén tu itinerario en este pueblo vizcaíno cuyo puerto pesquero llegó a ser el segundo más destacado de la provincia. Como prueba de ese pasado dorado quedan las industrias conserveras que continúan en funcionamiento. Pasea por sus muelles y respira la historia haciendo un alto en el Museo del Pescador y en Aita Guria, un centro de interpretación centrado en la pesca de la ballena. Historias de leyenda se narran en este equipamiento, pero también en las calles, donde puedes realizar la ruta de las esculturas.

Ruta en coche por Cantabria, País Vasco y Francia 4

La Bella Easo te enamorará

Prepárate para enamorarte de Donostia-San Sebastián y de sus encantos. La que en otro tiempo fue conocida como la Bella Easo te permite bañarte en sus tres playas. La de La Concha, es la más especial y la que mayor historia acumula, ya que fue la favorita de la realeza que veraneaba en el Palacio Miramar. Puedes caminar por ella hasta llegar a otro de sus arenales, el de Ondarreta, próximo al Peine del Viento de Chillida. La playa de La Zurriola es la más joven, perfecta para practicar surf. La capital guipuzcoana goza de otros atractivos, como el Monte Igeldo, un parque de atracciones de aires nostálgicos, y por su puesto, sus pinchos. Si visitas la ciudad en septiembre es probable que te cruces por la calle con estrellas de la pantalla grande que asisten como invitadas al Festival de Cine.

san-sebastian-ruta-en-coche

En barco a Pasai Donibane

Entre Donostia e Irun, casi en la frontera con Francia se sitúa Pasai Donibane, un pequeño pueblo de pescadores con mucho encanto. Puedes llegar a él cruzando un estrecho brazo de mar a bordo del servicio público de motora o por carretera, bordeando el mar. Cuando llegas, te encuentras una localidad provista de una única calle empedrada y casas que hunden sus cimientos en el agua, ¡te fascinará! El escritor Víctor Hugo llegó a vivir un tiempo en ella, sirviéndole de inspiración a algunas de sus obras. Para aprovechar tu visita, dirígete a la casa museo que se conserva en recuerdo de su estancia.

pasai-ruta-en-coche

Biarritz, el broche a una experiencia sobre ruedas

Al otro lado de la frontera te espera una ciudad especialmente elegante que también se asoma al mar. En pleno País Vasco francés, Biarritz es el enclave que reúne construcciones dignas de ser fotografiadas, como su faro, la iglesia de Santa Eugenia o el casino. Si el tiempo acompaña, aprovecha para darte un baño en sus playas. En caso contrario, visitar sus museos será una excelente opción. Opta por el dedicado al chocolate. Te endulzará este final de viaje.biarritz-ruta-en-coche

¿Suena bien verdad? Carretera, paisajes verdes, acantilados, el azul del mar de fondo, pueblos con mucho encanto y buena gastronomía… Si has decidido hacer realidad esta ruta en coche por el norte de España y Biarritz, sabemos que no querrás volver de lo que vas a disfrutar. Ahora solo tienes que planificar la duración de tu viaje y si no quieres imprevistos, echa un vistazo donde dormir y haz la reserva para sacar el máximo provecho a tu tiempo en vacaciones.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación