Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

¿No tienes planes para tus próximas vacaciones? Te proponemos llevar a cabo una ruta en coche por la Costa Brava, recorriendo algunos de los enclaves de mayor encanto de esta zona de Cataluña bañada por el mar Mediterráneo. Comienza en el municipio de Blanes y tiene su punto final en Portbou, en la frontera con Francia. Suma un total de 214 kilómetros que pertenecen a tres comarcas diferentes. Desde el Alto Ampurdán al Bajo Ampurdán, pasando por La Selva; todas ellas se encuentran en la provincia de Gerona.

Prepárate para un viaje en el que tú marcas el ritmo desplazándote al volante de tu vehículo, el modo más cómodo de viajar este año y también el que mayor sensación de seguridad te ofrecerá. Haz la maleta para disfrutar de una experiencia sobre ruedas.

Ruta en coche por la Costa Brava

El encanto medieval de Tossa del Mar

Esta ruta tiene como lugar de inicio Tossa del Mar, una localidad que te conquistará por sus construcciones medievales que se extienden hasta rozar la playa. Podrás fotografiar sin descanso el paisaje de postal que regala la población y adentrarte en su patrimonio histórico. No dudes en visitar esa construcción fortificada que en el año 1931 fue declarada monumento histórico-artístico nacional. Sus torres, el patio de armas y el faro son algunos de sus elementos de mayor interés. Deja que tus pasos se pierdan por las callejuelas y aprovecha para reponer fuerzas degustando los platos más tradicionales de su gastronomía, en los que el pescado es la estrella indiscutible.

Ruta en coche por la Costa Brava

La oferta de ocio de Platja d’Aro

Déjate conquistar por el encanto de este municipio marinero, en el que, además de una playa de arena gruesa y aguas más bien profundas, tendrás la oportunidad de visitar los comercios cercanos y acceder a una completa oferta de ocio. Esta incluye la visita a parques de atracciones y acuáticos, actividades destinadas a lo más pequeños de la casa y actuaciones que tienen como escenario el arenal. Apúntate a la visita guiada al Camino de Ronda de S’Agaró, declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Antes de reanudar el viaje, nada mejor que sentarse a la mesa y dejarse tentar por los sabores más característicos del Mediterráneo a través de platos exquisitos. ¡Buen provecho!

Ruta en coche por la Costa Brava

Recorrer las calles empedradas de Pals

Haz un alto en el camino para visitar Pals, uno de los pueblos más bellos de toda la Costa Brava. Tendrás la sensación de haber viajado varios siglos atrás mientras tus pasos resuenan por las calles empedradas que discurren bajo arcos de medio punto. Visita su torre románica, que fue erigida entre los siglos XI y XIII y recibe el nombre de Torre de las Horas. Te sorprenderá su forma cilíndrica. Tampoco olvides conocer la iglesia de Sant Pere, en cuya arquitectura se fusionan elementos de distintos estilos. Si viajas a esta tierra a finales de agosto, tendrás la suerte de disfrutar de la Feria de Vinos y Cavas de Cataluña.

Ruta en coche por la Costa Brava

Las calas de Cap de Begur

Ponte de nuevo al volante y regresa a la senda de la costa. Es el momento de conocer las calas de Cap de Beguer, uno de los espacios más selectos situado en pleno corazón de la Costa Brava. La visita te servirá para recorrer poblaciones de corte medieval y sumergirte en aguas cristalinas de un precioso color coral. Lo comprobarás en Sa Riera, Aiguablava, Sa Tuna y Platja Fonda. Se trata de pequeños paraísos ante los que caerás rendido. Completa el tour por estos oasis con la subida al castillo de Begur y compras en los comercios de sus inmediaciones.

Ruta en coche por la Costa Brava

L’Escala y su tramontana

La tramontana es el viento que sopla en esta zona

de la costa, donde los pescadores salen a faenar y vuelven con sus famosas anchoas, auténtica seña de identidad de la población. Podrás adquirirlas en salazón, como acostumbran a conservarlas. Esta parada te permitirá, igualmente, descubrir otros platos de tradición culinaria con el pescado como principal ingrediente. Elige entre cerca de un centenar de restaurantes en cuál deseas sentarte a la mesa. Completa la jornada con un baño en cualquiera de su más de una docena de playas, como la cala Montgó y la playa de El Portitxol.

Ruta en coche por la Costa Brava

Las casas blancas de Cadaqués

Este pueblo de fachadas blancas te conquistará en cuanto lo veas por primera vez. Pasear por sus calles y plazas será una experiencia que disfrutarás tanto como la visita a la Casa-museo de Salvador Dalí

de Portlligat, apenas a diez minutos. Acceder a este equipamiento cultural te permitirá conocer mejor el universo del genial artista. Recorrerás su estudio, los patios y las estancias en las que vivía. En este fin de trayecto aún te quedará tiempo para acercarte a la iglesia de Santa María y contemplar el atardecer desde alguna de sus terrazas.

Ruta en coche por la Costa Brava

Esta ruta en coche por la Costa Brava se convertirá en un plan con el que convertir tus vacaciones en días memorables.

Confía en Destinia  y realiza tus reservas en cada población.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación