Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

La isla de Menorca es sinónimo de calas y playas espectaculares, de atardeceres únicos y de bañador, pareo y chiringuito. Pero hay otro turismo en Menorca sin pisar la playa. Más allá de esas aguas tan cristalinas de las calas menorquinas se esconden pequeños pueblos de interior con mucho encanto, una increíble colección de faros, caprichos gastronómicos, restos prehistóricos o paseos a caballo por el litoral menorquín. Este verano descubre la isla más tranquila del Mediterráneo de otra manera, sáltate las guías turísticas convencionales con estos planes que te proponemos.

 

Menorca a vista de pájaro y a tiro de piedra

Que mejor manera que empezar el año regalando experiencias.

Una publicación compartida de Ruben (@ruben_diazm) el

Disfrutar del paisaje de Menorca desde el cielo es una experiencia inolvidable que no debes perderte. Para ello, te proponemos saltar en parapente desde el punto más alto de Menorca, Monte Toro, y disfrutar de los mejores paisajes de la isla. Podrás ver sus famosas calas con una perspectiva diferente y descubrir que es una isla muy verde.

Reserva tu escapada a Menorca

Ya habrás visto desde el cielo que Menorca está llena de pequeños senderos, bosques, barrancos, cuevas, caminos rurales… y, cómo no, sus increíbles playas de postal; la formas más aventurera de descubrir este entorno de Menorca es recorrerla en un todoterreno 4×4. ¿Te atreves? En la excursión descubrirás la Menorca más rural.

 

Atardeceres diferentes en los faros de Menorca

Quizás la experiencia más idílica que puedes vivir en tus días de turismo por Menorca es la ruta por viendo los faros de Menorca, dónde algunos de ellos ofrecen unas vistas increíbles  que, durante siglos, han sido los guías de los marineros a la caída del sol, el salvoconducto para que volvieran a casa sanos y salvos o para no desviar su rumbo allende el horizonte.

Es fácil descubrir algunos de ellos si alquilas un coche y recorres la isla, pero te proponemos acercarte a ellos a la caída de sol. Con un mar en calma y el sol despidiéndose, sentirás la paz de Menorca y te llevarás para siempre estas imágenes en tu retina o las subirás a tu Instagram y tendrás más likes de lo normal.

 

Visita los monumentos de Menorca

Menorca_monumento_megalítico_Naveta_des_Tudons

Menorca te sorprenderá también por la gran cantidad de monumentos históricos que se pueden visitar en esta isla balear. Tras el paso de diferentes civilizaciones existen  en la isla numerosas estructuras y fortalezas militares que puedes visitar. Y también yacimientos arqueológicos legados de antiguas civilizaciones que poblaron la isla como los restos de la Necrópolis de Cala Morell en la Ruta Talayótica.

Imprescindibles en la ruta para descubrir los monumentos menorquines son el Fuerte de Marlborough, emplazamiento clave durante la lucha territorial de los reinos de España, Reino Unido y Francia en la época colonial; la Torre de Fornells, la torre defensiva más famosa de la isla; la Fortaleza de Isabel II, también conocida como la Mola; la Naveta des Tudons, un monumento megalítico formado por imponentes bloques de piedra con increíbles mitos y leyendas locales; y el Santuario de la Virgen del Toro, en Monte Toro, el punto más elevado de la isla, pasando por la Iglesia de Santa María en Mahón o la Catedral de Ciudadela.

 

Los pueblos con más encanto de Menorca

Menorca_Binibeca?Vell

Junto a Mahón y Ciutadella –imaginamos que ya están en tu lista de pueblos que hay que visitar en Menorca– te recomendamos Alaior, la tercera ciudad más grande de la isla. A pesar de su tamaño y población, esta localidad sigue mantenido su espíritu tranquilo y mediterráneo. Date un paseo y descubre el encanto de sus calles y terrazas.

La lista de pueblos bonitos en Menorca es bastante larga pero te sugerimos que visites Fornells, un pequeño pueblo de pescadores al norte de la isla, que mantienen muy vivas sus antiguas tradiciones marineras. Y el lugar ideal para comerte uno de los platos más tradicionales de la isla: la caldereta de langosta.

Otro de los pueblos con más encanto y desconocidos de Menorca es Sant Lluís, una localidad de fachadas blancas y resquicios de la dominación francesa de la isla. También acércate hasta Binibeca Vell, un pequeño y encantador laberinto de pasillos estrechos y empedrados con casas blancas que descubre un pequeño pueblo marinero.

Mercadal, situado en mitad de la Isla junto a Monte Toro , te transmite la esencia de la Menorca más rural , población donde se para el tiempo y perfecta para pasear a tu ritmo observando la arquitectura local y degustando la gastronomía más tradicional.

 

La Menorca más natural

Menorca es el destino ideal para disfrutar del turismo natural. Junto al pintoresco pueblo de pescadores de Es Grau se esconde el Parque Natural de s’Albufera des Grau, lugar de visita indispensable para los amantes de la naturaleza. El parque es Reserva de la Biosfera por UNESCO desde 1993 y tiene más de 5.000 hectáreas de bosque de acebuches, dunas y humedales y un gran número de aves migratorias que puedes avistar en las rutas que se proponen para la Menorca más natural.

Si te gusta el senderismo, uno de los lugares perfectos para practicarlo en la isla es el Barranc d’Algendar o d’Aljandar, uno de los barrancos más grande de Menorca, que abarca desde Ferreires hasta la playa de Cala Galdana. En la ruta puedes llegar hasta su mirador en un recorrido de 8 kilómetros (ida y vuelta), andando unas 3 horas aproximadamente. Bastante sencillo e ideal para hacerlo a pesar de los rigores del verano ya que discurre entre árboles y plantaciones. A lo largo del sendero descubrirás un entorno único y con plantaciones de árboles frutales que tienen su origen en el periodo de conquista árabe y aún se pueden percibir los antiguos sistemas de regadíos. Ya en el mirador podrás contemplar la majestuosidad del barranco y una vista muy diferente de Menorca.


El caballo pura raza menorquín es parte de la esencia de Menorca y es muy fácil ver algún ejemplar en las fincas adyacentes del  sendero de “Camí de Cavalls” que recorre toda la costa menorquina. Un paseo a caballo te descubrirá los preciosos parajes de la isla menorquina y una de las rutas más bonitas es la que va hasta la famosa Cala Mitjana.

En las fiestas patronales de Menorca –en agosto están en fiestas Alaior, Sant Clemente, Ferreries y Sant Lluís entre otros; y en septiembre, Mahón–, estos equinos son los grandes protagonistas de la tradicional fiesta del Jaleo. Los jinetes se pasean por las plazas haciendo saltar a los caballos al ritmo de música.

 

Cómete Menorca a bocados

Amo el queso. #queso #quesodemahon #denominaciondeorigen #placer #illesbalears

Una publicación compartida de Sara Sán Adame (@sarita_sa7) el

En Menorca siempre se tiene especial respeto con la naturaleza y el entorno, y esto también se aprecia en la mesa. La gastronomía menorquina es muy sencilla y local pero está enriquecida por el legado de sus habitantes a lo largo de los siglos. Los platos más tradiciones tienen referencias inglesas, francesas y árabes.

Reserva tu escapada a Menorca

Para descubrir lo mejor de la gastronomía menorquina te proponemos acercarte a conocer los productos locales, y nada mejor que en un mercado. Visita el animado Claustre del Carme, un mercado al aire libre en la Ciudad de Mahón o el tradicional Mercat des Peix de Ciutadella.

Ya en la mesa pide una caldereta de langosta –ya te hemos comentado que el mejor sitio para comerla es el encantador pueblo de Fornells–- o cualquier plato tradicional donde los productos locales predominan sobretodo el cordero o el “oliaigu” una tradicional sopa fría cuyo ingrediente tradicional es el tomate, queso de Mahón, sobrasada, carnixulla, pastissets o carquiñols. Bebe uno de los vinos producidos en la isla o una pomada, bebida hecha a base de limón natural y la ginebra local Xoriger. Y no te olvides irte de vuelta a casa con embutidos y una ensaimada.

El puerto de Ciudadela es la zona más animada de la isla e ideal para tomar unas copas y vivir la fiesta nocturna de Menorca. Los locales están a rebosar en las noches de verano.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Gaditana, pero gallega de adopción, y residente en Madrid. Especialista en el mundo premium, “la buena vida” es mi lema. ¡Puedes comprobarlo en Quebieenmesabe!

Artículos relacionados

Súmate a la conversación