Pueblos de cuento que son de verdad

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

¿Quién no ha oído y leído cuentos ambientados en ciudades o pueblos con encanto, como congelados en una época antigua casi totalmente feliz? Eran pueblos donde revoloteaban las hadas y otros seres mágicos, los malos, los buenos y los protagonistas de las historias que hacían nuestras delicias antes de dormir. Pero no nos dábamos cuenta de que muchos de los pueblos que acogían esas historias estaban basados en lugares reales. ¿Quieres conocer algunos? ¿Te gustaría viajar a los pueblos con más encanto de Europa? ¡Descúbrelos de la mano de Destinia.com!

 

Rothenburg ob der Tauber (Alemania): quizá muchos de vosotros la reconoceréis por ser el escenario de películas infantiles que marcaron una generación. Rothenburg sirvió de inspiración a los creadores de Pinocho y también se rodaron muchas escenas de Chitty Chitty Bang Bang. El encanto que tiene este pueblo traspasa fronteras hasta tal punto que la mayoría de sus ingresos procede del turismo. Descúbrelo callejeando por sus angostas callejuelas, sus pequeñas plazas y pintorescos edificios. Si vas de viaje a Múnich o a la provincia alemana de Baviera Rothenburg ob der Tauber debería figurar en tu hoja de ruta.

Un viaje a Rothenburg ob der Tauber

 

Colmar (Francia): es uno de los pueblos con más encanto de Alsacia, y de Francia en general, con rincones tan especiales como el de las casas entramadas o el barrio llamado «Pequeña Venecia». Si te dejas caer por Estrasburgo, que está relativamente cerca, o planeas conocer la preciosa región de Alsacia, es obligado destinar al menos un día a conocer Colmar. Es realmente muy, muy bonito. Muchos lo conocen también por ser el pueblo natal de Frédéric Auguste Bartholdi, el escultor de la Estatua de la Libertad de Nueva York. Colmar es, además, una importante capital vinícola donde todos los años se celebra una gran feria de vinos. ¡Imprescindible lo mires por donde lo mires!

Viajar al pueblo de cuento de Colmar, en Alsacia

Foto: Rh-67, Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0).

 

Eguisheim (Francia): basta con saber que Eguisheim figura en la selecta lista de «Los pueblos más bonitos de Francia» para darse cuenta de que hay que conocerlo sí o sí. Para entendernos, Eguisheim es un pueblo con encanto propio de un cuento de hadas. Lo mejor es dejarse llevar por las calles de casas entramadas, merodear por las torres cuadradas de Weckmund, Wahlenbourg y Dagsbourg, y visitar el castillo de Bas d’Eguisheim. Si planeas viajar a Alsacia, ya sabes tres visitas imprescindibles: Eguisheim, Colmar y Estrasburgo.

Viajar al pueblo de Eguisheim

Foto: RussBowling, Flickr (CC BY 2.0)

 

Frías (España): está ubicado sobre una pequeña meseta en la provincia de Burgos. Apenas tiene 300 habitantes pero conserva toda su imagen y estructura medieval, con dos calles principales, casas colgadas sobre el barranco de la meseta y un impresionante castillo que se encuentra en un estado envidiable. En uno de los extremos del pueblo se encuentra la iglesia de San Vicente, que también servía de castillo en los difíciles tiempos de la Edad Media. Para terminar, una buena comilona en cualquiera de los mesones y restaurantes de la localidad puede poner el broche de oro a tu viaje a Frías.

Viajar a Frías, un pueblo de encanto en Burgos

Foto: Windwhistler, Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

 

Gruyères (Suiza): el nombre de este sitio de Suiza nos resulta familiar gracias a los deliciosos quesos gruyere que se elaboran en la región, pero en realidad el pueblo de Gruyères es mucho más que queso. Pasear por su casco antiguo medieval es una auténtica delicia. En concreto el castillo es una de las visitas más interesantes, no solo por lo que esconde intramuros, sino también por las preciosas vistas de las montañas que se aprecian desde el lugar. Viajar a Gruyeres seguro que te encantará.

Viajar al pueblo con encanto de Gruyères, en Suiza

 

Bibury (Inglaterra): entre los típicos paisajes de la campiña inglesa, el pueblito de Bibury destaca por sus antiguas casas de piedra que parecen sacadas de Braveheart o incluso de la época de la Revolución Industrial. Viajar a Bibury equivale a transportarse a épocas de la antigua Inglaterra. Por cierto, de cuando en cuando Bibury se llena de turistas japoneses. De todas forma, siempre quedarán rincones de Bibury para estar solos y disfrutar de la verdadera esencia del countryside inglés.

Viajar al pueblo con encanto de Bibury, en Inglaterra

Foto: Safron Blaze, Flickr (CC BY-SA 3.0).

 

¿Te imaginas lo bonitos que pueden llegar a ser en invierno, todo cubiertos de nieve? Puede ser precioso, ¿no crees? Aunque esta es una pequeña muestra, hay otros muchos pueblos con encanto en Europa, como por ejemplo Czesky Krumlov (en República Checa), del cual ya hablamos en otra ocasión, o por ejemplo Patones de Arriba (España). Además, en su día también hablamos de lugares con un encanto especial que os gustaron mucho.

No olvides dejarnos tus comentarios en el post o enviarnos un tuit citando nuestra cuenta de Twitter: @Destinia.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Acerca del autor

Súmate a la conversación